2,385 FAMILIAS DE SAN LORENZO RECIBEN BENEFICIOS DE VIDA MEJOR

 

  • “Estamos apostando a darle dignidad a la gente pobre de Honduras”, dice el presidente Hernández.

 

 

San Lorenzo (Valle), 7 de noviembre.- Un total de 2,385 beneficios del Programa Vida Mejor, entre ellos 1,100 ecofogones, 300 pisos saludables y 985 bonos, fueron entregados hoy por el presidente Juan Orlando Hernández a igual número de familias en San Lorenzo (Valle).

Los beneficios sociales entregados forman parte del Programa Vida Mejor y han sido ejecutados en barrios, colonias y aldeas de San Lorenzo, beneficiando a las familias más pobres de este municipio, con una inversión que sobrepasa los 8 millones de lempiras.

“Hoy el pueblo hondureño les está apoyando con todos los productos del Programa Vida Mejor, estamos apostando a darle dignidad a la gente pobre de Honduras”, dijo el gobernante, quien fue acompañado por la primera dama, Ana García de Hernández.

Indicó que “esto apenas comienza y ya lo van a ver en los próximos meses y años, porque los pobres igual tienen derecho a tener mejores condiciones de vida”.

Hernández recordó que prometió “darle prioridad a los departamentos y regiones que en su momento estuvieron olvidados y hoy se está cumpliendo algo que dije en campaña: si Dios me permite ser presidente, y si ustedes me dan su apoyo, va a llegar la hora del Sur… y ya lo están viendo”.

La pareja presidencial aprovechó el evento para entregar también mochilas, útiles y uniformes escolares a niños de San Lorenzo.

 

Becas y Mejores Familias

El mandatario expuso que se terminó eso de que dejaban olvidados a los pobres de Honduras, pues “hoy el pueblo hondureño les apoya a través de estos programas”, y exhortó a los beneficiarios a que “busquen a alguien en necesidad y ayúdenle, así como ustedes recibieron ayuda”.

El Gobierno, añadió, trabaja “para que sus hijos, los nuestros y las nuevas generaciones tengan una Vida Mejor y se hace de diversas formas, incluso por medio de programas de becas desde el nivel escolar hasta la Universidad”

También expuso que el programa Mejores Familias les va a cambiar la vida, porque, además de contar con filtros de agua, ecofogones, casas y pisos saludables, “por medio de la educación, de contar con mejores hábitos, de cultivar valores y principios, pueden tener una mejor vida”.

Asimismo, manifestó que Vida Mejor busca favorecer a los más pobres, pero “tampoco queremos que se olviden a los discapacitados y ante Dios todos somos iguales. Eso es parte de la dignidad humana, que ellos tengan mejores condiciones de vida”.

“El Estado debe darle prioridad a los más pobres para que tengan mejores condiciones de vida”, indicó Hernández.

No es populismo

El gobernante pidió a los beneficiarios que “nunca se sientan menos, porque estamos trabajando por cada uno de los hondureños, igual aprende el hijo del rico que el hijo del pobre y lo importante es que el hijo del pobre igual tenga oportunidades”.

No todo el mundo entiende que los pobres necesitan vivir en mejores condiciones, dicen que es populismo, pero es porque no han sufrido hambre o no han tenido necesidades como los pobres, dijo el titular del Ejecutivo.

Afirmó que “yo no soy más ni menos que ustedes; soy de los mismos de ustedes y lo he hecho trabajando, trabajando y trabajando”.

Honduras se está empezando a transformar, porque se está trabajando para todos y sin distinción, y  porque ahora se siembran las semillas de lo que será un árbol frondoso, afirmó.

 

Carretera antes de 2018

Hernández, por otro lado,  confirmó que ya se iniciaron los trabajos para que el Sur pueda tener una nueva carretera “y he pedido que la entreguen antes de que finalice este Gobierno”.

También se trabaja en la autopista que comunicará Guasaule con El Amatillo, y llegarán más proyectos de electrificación, porque lo que se busca es que todos tengan acceso a las oportunidades.

75 casas más

Hernández refirió que mediante el trabajo conjunto entre la Alcaldía Municipal y el Gobierno central se espera que el 2017 se pueda tener “entre 75 a 100 casas más en San Lorenzo”.

Esas casas, dijo, deben ser para los más pobres de la región, sin importar los partidos políticos, los colores, la religión, si son altos o bajos, porque se trabaja para los que más lo necesitan.

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter