LOGRO DE PAÍS

HONDURAS MANTIENE PUNTAJE EN EL ÍNDICE DE PERCEPCIÓN DE CORRUPCIÓN

 

  • · El informe 2016 de la organización Transparencia Internacional indica que Honduras obtuvo 30 puntos
  • · El país se ubica en la tabla media, junto a otras naciones de América como Bolivia, República Dominicana, Ecuador y México
  • · Con 176 países evaluados (9 más que en el informe 2015) Honduras ocupa la posición 123 del índice de Percepción

 

Tegucigalpa. Honduras mantuvo su score en el índice de Percepción de la Corrupción que cada año publica la organización Transparencia Internacional.

De acuerdo al informe 2016, Honduras mantuvo un puntaje o score de 30, es decir, un punto menos al obtenido en el informe 2015.

Respecto a las posiciones, Honduras ocupa ahora la posición 123 de 176 países evaluados.

En el informe 2015 Honduras apareció en la posición 112 pero solo fueron 167 los países evaluados.

Al incorporarse más países a la evaluación se modificaron las posiciones de la mayoría de países.

Es importante destacar que en el informe 2013 Honduras apareció en la posición 140. Producto de los esfuerzos para combatir la corrupción y la impunidad ser mejoró 28 escalones, pasando a la posición 112 en el informe 2015.

En el informe 2013 Honduras apareció en la posición 140. En el informe 2014 en la 126 y en el informe 2015 en la 112.

Con el score de 30 puntos, Honduras se mantiene mejor evaluada que otras naciones del continente como México, Paraguay, Guatemala, Nicaragua, Haití y Venezuela.

En la medida que los países se acercan al score 0 son considerados sumamente corruptos. Los países que se acercan al 100 son considerados muy transparentes. En el continente, las mejores calificaciones las obtienen Canadá, Estados Unidos y Uruguay.

Honduras se mantiene en la tabla media de países de América que están haciendo esfuerzos por ser más transparentes, compartiendo casi las mismas posiciones con Bolivia (posición 113), República Dominicana (posición 120) y Ecuador (posición 120).

En el informe 2015 el score de Honduras fue de 31 puntos, lo que manifiesta que se mantienen los esfuerzos por instaurar una cultura de lucha anticorrupción, contra la impunidad y a favor de la rendición de cuentas.

Logros

Por iniciativa del presidente Juan Orlando Hernández, Honduras libra una lucha sin tregua contra la corrupción.

Desde el primer del gobierno, el 27 de enero de 2014, reiteró su compromiso público de “combatir la corrupción en todas sus formas, de frente, sin cuartel, dando la cara, en todo momento y se encuentre donde se encuentre”.

Una de las primeras demostraciones de voluntad política para acabar con este mal fue la suscripción de un convenio entre el gobierno y la organización Transparencia Internacional.

La firma de una carta de intenciones con Transparencia Internacional fue el primer acto público del presidente Hernández, el 28 de enero de 2014, es decir, un día después de tomar el mando de la nación.

En esa carta de intenciones se solicitó monitorear y evaluar los esfuerzos anticorrupción de su nuevo gobierno en los cinco sectores vulnerables. Después de siete meses de negociación se firma, el 6 de octubre de 2014, el Convenio de Colaboración y Buena Fe para la Promoción de la Transparencia, Combate a la Corrupción y Fortalecimiento de Sistemas de Integridad.

 

Misión internacional

En 2015 Honduras propone un Sistema Integral de Combate a la Corrupción y solicita a la comunidad internacional, a través de la Organización de Estados Americanos (OEA), el acompañamiento en el marco del respeto a la soberanía.

En respuesta a esa petición del gobierno, Honduras y la OEA suscriben en Washington, el 19 de enero de 2016, el convenio de creación de la Misión de Acompañamiento y Combate a la Corrupción e Impunidad en Honduras (Maccih).

Esta misión pasa a formar parte del gran proyecto integral propuesto por Honduras y que tienen como fin primordial fortalecer toda la institucionalidad para la efectiva investigación, captura, enjuiciamiento y encarcelamiento de quienes infringen la ley.

Este proyecto, de acuerdo al gobierno hondureño, está hecho a la medida, tiempo y entendimiento del pueblo hondureño. En ese sentido, el acompañamiento de la MACCIH se hace bajo principios fundamentales como la autodeterminación de los pueblos, soberanía, no intervención e independencia de los poderes del Estado.

En 2016 el país dio pasos históricos en la lucha anticorrupción. Se aprobó la Ley de Política Limpia siendo sancionada este mes de enero en Casa Presidencial y en presencia el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Además, se ha seleccionado una lista de profesionales para ocupar los cargos de jueces anticorrupción. De igual manera se firmó un convenio de cooperación entre el Ministerio Público y la Maccih para que fiscales internacionales unan esfuerzos en casos de corrupción.

Sumado a ello Honduras se adhirió a la Iniciativa CoST (Construction Sector Transparency Initiative) con el fin de hacer más transparentes los proyectos de infraestructura pública.

Esta iniciativa impone rigurosos indicadores para que las obras sean de máxima calidad, al mejor precio y con participación y veeduría social de la comunidad.

El pasado mes de diciembre Honduras recibió, de parte de la Alianza para el Gobierno Abierto, uno de los tres premios a nivel mundial por esta iniciativa.

Honduras también es país miembro de la Alianza para el Gobierno Abierto, instancia internacional creada en 2011 por iniciativa del Presidente Barack Obama y que hoy aglutina más de 80 países, entre ellos Francia que ocupa la Presidencia.

 

Otros logros 

· Honduras, en su política de puertas abiertas y transparencia, solicitó la instalación en Honduras de una oficina del el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos de Naciones Unidas..

· Se aprobó en mayo de 2015 la Ley de Protección de los defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia, el cual creó el Sistema Nacional que ya está en plena operación.

· Se nombró una comisión depuradora de la Policía Nacional que en un año depuró más de 3,000 oficiales y agentes, muchos de ellos vinculados a casos de corrupción, por lo que sus casos han sido judicializados.

 

   
FacebookMySpaceTwitter