Gobierno inició registro bucal y de ADN de privados de libertad

Autoridades de Seguridad y del Instituto Nacional Penitenciario confirman que de las cárceles Pozo 1 y 2, nadie se escapa 

 

Tegucigalpa 07 de junio. Autoridades de la Secretaría de Seguridad y del Instituto Nacional Penitenciario, confirmaron hoy mediante conferencia de prensa realizada en Casa de Gobiernos que “de las cárceles de máxima seguridad” nadie se escapa, a la vez que explicaron los avances que se han obtenido en el proceso de identificación de los reclusos y las nuevas normas que rigen los centros de reclusión.

“Antes las cárceles eran las universidades del crimen, pero eso ya no será así”, destacó el vice ministro de Seguridad, Luis Suazo,  en el marco de la presentación de los avances de los centros penitenciarios del país.

Suazo detalló una a una, las nuevas iniciativas que urge el presidente Juan Orlando Hernández se aprueben en el Congreso Nacional, en el objetivo de que el país cuente con centros penales de elite y que puedan hacer un mejor uso del recurso tecnológico.

En las iniciativas se destacan la profesionalización del sistema, rehabilitación de privados de libertad, reinserción, y la inversión en infraestructura y tecnología.

Reiteró que estos avances sustanciales obedecen a la voluntad política del gobernante Hernández y que “no hay ninguna autoridad anterior, en muchos años, que haya hecho lo que ya se ha hecho hasta hoy”, en el presente gobierno.

Adelantó que se cuenta “con una Academia Nacional Penitenciaria que está formando a los mejores  agentes para mejorar las condiciones en los centros penitenciarios, en todos los sentidos” y en especial en aspectos de seguridad.

 

Oportunidades de reinserción

Por otra parte, en su discurso aportó que uno de los mayores retos es reinsertar en la sociedad a los privados de libertad con diferentes actividades como rehabilitaciones con programas educativos, servicios comunitarios, entre otros “porque tenemos el compromiso que sean mejores personas y no peores”.

Confirmó que uno de los principales objetivos que se ha fijado el Presidente Hernández es el respeto de los derechos humanos, y dentro de los mismos está ofrecer oportunidades para rehabilitación y reinserción.

“Ese el mayor reto que tenemos, porque nadie le da oportunidad a los privados de libertad y  estamos preparando un programa para que en enero comience y pueda convertirse en un punto de partida”, señaló Suazo.

 

Se inició el registro forense

Por otro lado, agregó que de los centros de máxima de seguridad conocidos como El Pozo 1, en Ilama, Santa Bárbara y El Pozo 2, en Moroceli, El Paraíso, “nadie se ha escapado, ni se podrán escapar, porque cuentan con modernos sistemas de seguridad”.

El funcionario recordó que  hace más de dos semanas inició un programa con el Centro de Estudios Forenses, en donde se hizo la prueba piloto, que es la misma que  anunció ayer el Presidente de la República, y a raíz de sus resultados se va a masificar este proceso de registro forense de todos los privados de libertad.

Como parte del proceso de identificación de los reclusos también se inició con el Registro Nacional de las Personas la revisión apropiada a los privados de libertad, de los cuales en El Pozo I ya se identificó a mil reclusos, y en El Pozo II ya están todos registrados.

 

Reclusos con el mismo nombre, están presos

Por otra parte, el viceministro de Seguridad, subrayó que en el caso de José Virgilio Sánchez Montoya, alias “Pechocho”, está preso en el Pozo I de Santa Bárbara.

La persona ingresada con ese nombre sigue recluida en “El Pozo I” y “si alguien se está haciendo pasar por otro, igual está preso, los dos están en la cárcel” y sigue el curso de las investigaciones.

“Este caso de suplantación de identidad es investigado por el Ministerio Público y las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario y no queremos entorpecer este proceso”, explicó.

El viceministro de Seguridad recordó que para evitar otros problemas similares se inició el proceso de identificación con Medicina Forense y el Registro Nacional de las Personas, “ya se había hecho la prueba piloto con la Cruz Roja Internacional y que fue realizada en tres reclusorios del país”.

Al viceministro de Seguridad lo acompañaron la directora del Instituto Nacional Penitenciario, Rosa Irene Gudiel, el coronel de la Unidad de Inteligencia del Instituto Nacional Penitenciario, Ramón Antonio Jiménez y el sub-gerente de Recursos Materiales del Instituto Nacional Penitenciario, Carlos Humberto Mejía.

 

Retos a superar en el sistema

Autogoerno que llevaban los reclusos

Se evita que los reclusos lleven vida de lujo

Las cárceles ya no serán centros de operaciones de los criminales

Evitar tráfico de drogas y armas

Se confirma que no habrá salidas irregulares y fugas

No más muertes ni falta de controles

Profesionalización del sistema:

Formación en la academia y establecimiento de la carrera.

Rehabilitación de privados de libertad

Programas de educación, servicios comunitarios y técnicos.

Reinserción

Organización de una oficina de medio libre, para acompañamiento post penitenciario e inversión en infraestructura.

Tecnología

Para el establecimiento de los controles (incluidas las visitas), la debida clasificación y separación, la plena identificación y registro.

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter