100 familias de Potrerillos disfrutan de viviendas dignas



 

  • El presidente Hernández entrega las primeras 100 casas de  264 que serán construidas en este municipio de Cortés.
  • Familias beneficiarias dejan viejas casas de madera y otros materiales por viviendas de bloques con todas las comodidades.
  • Las viviendas son gratuitas y fueron construidas por el Gobierno, Convivienda, la Municipalidad, la ONG Ángeles de Poder y los propios beneficiarios.

  

Potrerillos (Cortés), 19 de mayo. Un total de 100 familias del municipio de Potrerillos, departamento de Cortés, disfrutan desde hoy de una vivienda digna, luego de recibir sus llaves de parte del presidente Juan Orlando Hernández.

Con esta primera entrega de viviendas gratuitas (en total serán 264) se favorecen 100 familias de escasos recursos que tienen ingresos mensuales inferiores a medio salario mínimo.

En la amplia lista de beneficiarios figura Víctor Manuel Álvarez Iglesias, quien expresó que hoy pasó de tener una casa de madera y playwood a una de bloque y con todas las comodidades.

Álvarez Iglesias agradeció al presidente Hernández porque “con mi nueva vivienda ya no sufriremos en los inviernos con las goteras, con las corrientes de agua que pasaban por debajo de la casa; hasta los sapos se subían en las camas”.

“Siempre tuve el sueño y la confianza de tener mi casita digna cuando miraba al presidente por televisión hablando que le iba a ayudar a la gente pobre y lo cumplió”, dijo don Víctor.

Le agradeció al gobernante “porque ahora viviremos cómodamente junto a mi esposa Sara y a mis hijas Karen, Jessica y Maryori”.

Por su parte, Blanca Isabel Aguilar, también beneficiada con una vivienda digna, le dio gracias a Hernández “porque ningún presidente se había acordado de los pobres, hasta hoy que él está aquí”.

Doña Blanca aseguró que con su nueva vivienda le ha cambiado la vida, porque “antes vivía en una casita de madera que ya se iba a caer”.

Mientras tanto, Estela Carolina Guerra le agradeció al presidente Hernández por hacerla partícipe de un proyecto que ella calificó como maravilloso.

“Estoy muy agradecida porque usted presidente Hernández ha contribuido a la felicidad de mis hijos y de muchas personas más”, acotó.

Doña Estela insistió en que el titular del Ejecutivo “ha hecho de nuestras vidas un sueño hecho realidad”.

Un servicio a la gente

El presidente Hernández dijo que “uno está en estas cosas porque quiere servirle a la gente”.

Expresó que “escuchar todos los testimonios (de los beneficiarios) nos hace pensar que estamos empezando a hacer lo que tenemos que hacer, y es servirle a la gente”.

“Todos los beneficiarios reciban esto (las casas) en nombre del Señor, porque es quien hace posible estas cosas”, apuntó.

Indicó que también  “reciban esto (las viviendas) en nombre del pueblo hondureño, pues nosotros somos únicamente los que tramitamos y gestionamos esto”.

El gobernante les aseguró que las 100 familias beneficiarias son privilegiadas entre muchas personas que quisieran tener su casa, “pero hoy les toca a ustedes ser primero”.

El titular del Ejecutivo alabó la disponibilidad del gobierno local, encabezado por el alcalde liberal Crox Adalid Tovar, que contribuyó al éxito de este programa y siempre dijo que “nosotros vamos a ayudar”.

El presidente Hernández le recordó al alcalde de Potrerillos que “usted y yo, los que estamos al servicio del público, estamos aquí por la gente”.

Además, le recordó que, pese a la diferencias de colores de partidos políticos, después de la elecciones “la única bandera debe ser la azul y blanco con las cinco estrellas de Honduras, porque todos somos Honduras”.

Lucha por la dignidad de la persona

El mandatario aseguró que el apoyo a la gente que más necesita lo basa en el principio cristiano de la dignidad de la persona, lo que explicado en términos sencillos “es que todos somos iguales ante Dios y la persona tiene que vivir con dignidad”.

“El Estado tiene que apoyar a la gente y esto se llama justicia social y eso es lo que estamos haciendo”, acotó.

Hernández aseguró que “no voy a descansar hasta que el proyecto de las viviendas se masifique por toda Honduras y que no se nos quede ningún hermano hondureño viviendo en situación precaria”.

El gobernante les pidió a los beneficiarios que apoyen a otras personas que también necesitan, pues advirtió que “la solidaridad nos ha hecho falta mucho”.

El mandatario entregó las llaves de sus viviendas a Orbelina Mejía, Javin Maldonado, Geovani Orellana, Nora Pérez, María de los Ángeles Bonilla, Miriam Meza, Eusebia Montes, Blanca Aguilar y Víctor Álvarez, entre otros, del total de 100 beneficiarios.  

 

Minuciosa escogencia

Las primeras familias beneficiadas con viviendas gratuitas son las que cuentan con miembros de la tercera edad, discapacidad física o que vivan hacinadas en condiciones infrahumanas.

Las viviendas se construyen a un costo total de 29.838.903 lempiras, aportados por el Gobierno del presidente Hernández, la Municipalidad de Potrerillos, los beneficiarios y la ONG Ángeles de Poder.

Cada vivienda consta de 36 metros cuadrados de construcción y cuenta con dos habitaciones, sala, comedor, cocina, servicio sanitario, lavamanos, regadera, lavatrastos y llave de pila.

Mediante el programa de vivienda de la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos (Convivienda), el Gobierno del presidente Hernández ha aportado 18.480,000 lempiras (bonos de 70 mil por casa), generando 250 empleos directos y más de 1,000 indirectos.

 

   
FacebookMySpaceTwitter