PADRES DE FAMILIA CONFECCIONARÁN UNIFORMES PARA 9,000 ESCOLARES DE OCOTEPEQUE


 

  • Microempresarios de uniformes tendrán más ingresos para ayudar a sus familias con esta iniciativa del presidente Hernández.
  • La inversión será de 1,800,000 lempiras en mano de obra.
  • Beneficiarios reciben máquinas de coser y demás equipo para confeccionar los uniformes.

 

San Marcos (Ocotepeque), 26 de mayo. María del Socorro Santos, residente en San Marcos, departamento de Ocotepeque, está contenta porque hoy recibió de parte del presidente Juan Orlando Hernández el kit de material de costura que, junto a decenas más de padres de familia, le permitirá confeccionar uniformes escolares para niños de ocho municipios del occidente del país.

Doña María forma parte de los 75 padres de familia que han sido beneficiados por el programa de microempresas de uniformes escolares del Gobierno del presidente Hernández y que les permitirá generar ingresos adicionales y suministrar uniformes para unos 9,000 niños.

“Estoy contenta y agradecida con Dios y con el presidente Hernández, que ha tomado a bien hacer estos proyectos para la gente que estamos sin trabajo y necesitamos ayudar a nuestras familias, ya que en estos lugares es poco el trabajo que uno encuentra”, dijo doña María.

Agregó que este trabajo contribuirá a mejorar la vida familiar, pues ahora ella le podrá ayudar a su esposo, Jesús Santos, en la manutención del hogar que conforman seis personas.

“Le agradezco al presidente y le digo que siga impulsando proyectos de esta clase para las personas que más lo necesitamos”, acotó.

Por su parte, Josselyn  María Santos, de apenas 21 años, destacó que este programa, que es parte de Vida Mejor, le está dando la oportunidad a jóvenes para que tengan un salario digno.

“Con este trabajo de confección de uniformes podemos incrementar nuestras pequeñas empresas y recibir ingresos económicos que nos ayudará mucho para la educación de nuestros hijos”, expresó.

Agregó que “al presidente le agradecemos por la ayuda que nos está dando”.

Luis Antonio Lara, con 20 años de experiencia en costura, destacó que este proyecto de confección de uniformes escolares “nos permite ganar dinero y apoyar a nuestras familias”.

La inversión en el departamento de Ocotepeque será de 1,800,000 lempiras en mano de obra.

Cada escolar recibirá dos uniformes de diario y uno de actividad física, con lo que se promoverá la equidad y la igualdad.

Un programa clave

El presidente Hernández les dijo a los beneficiarios y a los niños que se congregaron en el auditorio central de San Marcos de Ocotepeque que “este es un programa clave en la construcción de la nueva Honduras”.

Agregó que “nuestra visión es que la gente humilde, la gente luchadora, tenga la oportunidad de salir adelante”.

Hernández apuntó que el Estado tiene que proveer la educación; sin embargo, indicó que “no voy a desconocer que de repente una madre tiene dificultad para convencer a su hijo de que vaya a la escuela porque él siente pena de no tener el uniforme”.

Es por eso –agregó- que se conformó la programa de microempresas de la elaboración de uniformes escolares para ayudar a los padres de familia y niños que más lo necesitan.

“Pero más adelante pueden confeccionar también vestidos, blusas, pantalones, uniformes de fútbol y muchas cosas más, pero ya dejamos instalada allí la semilla del progreso, la semilla de un pequeño negocio, que así como puede comenzar pequeño, va creciendo y puede terminar en un taller de costura de cinco hasta 50 personas”, consideró.

El mandatario expresó que “de eso se trata este proyecto; se trata también de atender a los que más necesitan, y aquí hay un principio que yo no quiero que nunca olviden: es un principio cristiano que dice que ante Dios todos somos iguales”.

También destacó el principio que tiene su partido (Nacional) y que es la justicia social, que significa que hay que poner en prioridad número uno al que más necesita.

Hernández expresó que San Marcos de Ocotepeque y todo el sector de Occidente han sido olvidados por décadas y los han dejado a un lado los gobiernos, pero “hoy es el momento de hacer justicia social con la gente de nuestros pueblos del Occidente del país”.

“Vamos a atender a 9,000 alumnos en el departamento de Ocotepeque con estos uniformes y qué mejor regalo que apoyar con uniformes, con internet, con computadoras y con aulas nuevas o reconstruidas al departamento número uno en la educación primaria y media de Honduras”, alabó.

Beneficios de Banca Solidaria

El presidente Hernández también detalló los beneficios de Banca Solidaria que presta al 1 por ciento de interés a personas emprendedoras.

“Es por eso que queremos que Banca Solidaria  siga ampliando más su cobertura; ya logramos colocar en nueve meses el año pasado  147 millones de lempiras en más de 30 mil hondureños que ahora tienen su propio negocio creciendo y la oportunidad de generar más ingresos”, acotó.

Agregó que “también hemos ampliado la cobertura a microempresas de la comida, de sopas, de pan, de aritos, de collares y de prendas de vestir”.

El mandatario recordó que se comenzó apoyando a microempresas de tortillas, que permitió utilizar el ecofogón y el filtro de agua.

El presidente Hernández entregó mochilas con material escolar a los niños de diferentes escuelas de Ocotepeque, así como los kits de costura a algunas microempresarias como Rosa Villeda y Prudencia Ruth Carvajal.

Además, a Gladis Efigenia Mejía, Lidia Elizabeth Matheu, Rubilia Esther López, María Antonia García, Feliciana Galdámez y Rosa Suyapa Santos.

 

 

Un kit completo de trabajo

Los beneficiarios recibieron una máquina de coser eléctrica o de pedal y una plancha eléctrica o de carbón, por taller, en condición de préstamo de crédito con Banca Solidaria, en plazos de 6 meses de pago.

Además, recibieron un kit que contiene las piezas de tela previamente cortadas por talla, ya sea para la elaboración de camisas, falda, pantalón o calzoneta, así como los carretes de hilo, botones, zippers, elásticos, etiquetas.

Los ocho municipios de Ocotepeque que forman parte de este programa son: Ocotepeque, Sinuapa, San Marcos, Sensenti, La Labor, San Francisco, Belén Gualcho y Mercedes.

En cada uno de estos municipios se abrirá un taller, con un aproximado de entre ocho y 10 personas cada uno.

El Proyecto de Uniforme Escolar es una alternativa para mejorar y crear un ingreso económico a las familias que tienen bajos ingresos económicos y pocas oportunidades de empleo.

 

   
FacebookMySpaceTwitter