Padres de familia de Yoro confeccionarán 24,000 uniformes escolares para sus niños

 

  • Pareja presidencial incorpora 200 padres de familia a este programa de Vida Mejor.
  • 18 talleres de costura trabajarán en los cinco municipios beneficiados del departamento de Yoro.
  • La inversión en mano de obra en el departamento de Yoro asciende a 4, 800,000 lempiras.

 

El Progreso (Yoro), 27 de mayo. El presidente Juan Orlando Hernández y la primera dama, Ana García de Hernández, incorporaron hoy en el municipio de El Progreso (Yoro), a 200 padres de familia al programa de confección de uniformes escolares para unos 24,000 niños de cinco municipios de este departamento.

Olanchito, Sulaco, Santa Rita, Yoro y El Progreso son los municipios que albergarán los 18 talleres que elaborarán uniformes diarios y de educación física para los niños que más necesitan de estas cinco comunidades.

Yahaira Leticia Ramos, beneficiaria con este programa gubernamental, dijo estar contenta porque se le toma en cuenta para un proyecto que beneficia a las personas que menos tienen en el país.

“A mí y a todo mi grupo estoy segura de que este trabajo nos cambiará la vida, porque obtendremos un ingreso que nos ayudará en nuestras familias”, indicó.

Agregó que “en mi casa sólo yo trabajo y esto me permitirá colaborar con mis padres”.

“Al presidente Hernández le digo gracias y que siga con estos proyectos”, expresó para luego resaltar que “nadie se había proyectado con la sociedad y considero que está haciendo una buena labor”.

Por su parte, Félix Adalberto Vásquez, de oficio sastre, dijo sentirse privilegiado de ser parte de este proyecto junto a sus compañeras y compañeros de taller.

Aseguró que le cambiará la vida porque tendrá un sueldo fijo y añadió que, a sus 45 años, en este programa “no importa la edad, sexo ni color político, sino que saber el oficio”.

 Hay que aprovechar

En el acto realizado en el gimnasio de la Escuela Francisco Morazán de El Progreso, la primera dama dijo que está contenta con este programa, porque lo considera dos por uno.

García de Hernández detalló que, por un lado, “hoy muchas familias van a ser parte de estas microempresas de confección de uniformes, lo que significa ingresos dignos y trabajo” para los beneficiarios.

“Pero, por otro lado, y ese es el otro beneficio que me encanta también, es que ustedes, madres y padres, van a confeccionar uniformes para sus hijos, para los hijos de sus vecinos, sus amigos, para sus comunidades”, acotó.

Seguidamente apuntó que “más de 20 mil jóvenes de este departamento, de cinco municipios, van a recibir los uniformes que confeccionaron ustedes y seguro lo harán con amor y bien”.

“Estoy segura que estos uniformes van a ser los más bonitos, los mejores uniformes que vistan nuestros hijos para que puedan seguir estudiando y salir adelante”, señaló.

 

 

 

Apoyo a todo el que quiera salir adelante

El presidente Hernández indicó que “el mundo de la microempresa, de los emprendedores, y aquellos que quieren trabajar haciendo las cosas bien para beneficio de sus familias, es un mundo que a mí me interesa”.

Aseguró que “ese es mi negocio, apoyar a todo aquel que pueda y quiera salir adelante”.

El titular del Ejecutivo expresó que él tiene que trabajar por los que menos tienen, por los que necesitan una oportunidad, y “por eso estamos aquí”.

“Ante Dios todos somos iguales y eso es lo que da pie para lo que llamamos la dignidad de la persona humana, que es que, por el simple hecho de ser seres humanos, todos debemos de tener un mismo nivel mínimo de condiciones de vida”, acotó.

El gobernante insistió en que “los que estamos en el Poder Ejecutivo debemos de estar para apoyar al que más lo necesita y darle la prioridad número uno, y eso se llama justicia social.

Agregó que “todo el mundo de la microempresa le da dignidad a la gente, para eso son estos programas, para apoyarlos a ustedes”.

“Este programa trata de que hay miles de familias en Honduras que no tienen suficiente dinero y les da pena mandar a sus hijos a la escuela porque no tienen uniforme o porque el uniforme ya está viejo”, detalló.

Sin embargo, el titular del Ejecutivo apuntó que “lo que queremos es que ustedes, los que van a trabajar en esta microempresa de corte y confección, puedan elaborar los uniformes y se los vamos a entregar donados a los hijos de las familias más pobres, más humildes, los que más necesiten”.

Hernández detalló que serán dos uniformes por niño para diario y uno de educación física, con lo cual “vamos a beneficiar a más de 20,000 niños sólo con este programa en la primera etapa”.

Prepárense

Además, el mandatario pidió que “se preparen porque el programa Honduras 20-20, el plan 600,000 nuevos empleos para los próximos cinco años, inicia este año y una de las regiones de mayor beneficio será el Valle de Sula”.

“Maquila, agroindustria, turismo, vivienda, call centers, entre otras cosas, van a ser las grandes avenidas de crecimiento económico”, aseguró.

Resaltó que ya las calificadoras de riesgo han dicho que Honduras ha mejorado tres puntos en solo un año, sin nivel de riesgo.

Al final del evento, la pareja presidencial y autoridades entregaron los kits de trabajo a los 200 padres de familia beneficiados del departamento de Yoro.

También el mandatario recibió un reconocimiento sorpresa de los líderes de la comunidad de El Palermo, de El Progreso, por todo su apoyo.

Asimismo, el presidente Hernández saludó a la niña Angie Julieth Carranza, del tercer grado, que acude a la escuela en silla de ruedas.

 

Grandes beneficios

Los beneficiarios con este programa recibirán capacitaciones en el oficio de la sastrería. También, máquinas de coser eléctricas o manuales, planchas eléctricas o de carbón, así como materiales como hilos, botones, telas y todo lo relacionado con la costura.

Todos los implementos de trabajo serán financiados a través de créditos otorgados por el programa Banca Solidaria, a un interés del uno por ciento mensual y en un plazo de seis meses.

La inversión en mano de obra en el departamento de Yoro asciende a 4,800,000 de lempiras, con lo que se crea una alternativa para mejorar y crear un ingreso económico a las familias que tienen bajos recursos y pocas oportunidades de empleo.

   
FacebookMySpaceTwitter