22  ESTUDIANTES RECIBEN EL PREMIO ORO POR SU

              EXCELENCIA ACADÉMICA

                        

  • Presidente Hernández y primera dama entregan los reconocimientos.
  • Los galardonados tienen promedios académicos de 98% a 100%.
  • Se cumplen 100 días de clases gracias al esfuerzo de docentes, alumnos, padres y Gobierno.

 

Tegucigalpa, 14 de junio.- El presidente Juan Orlando Hernández y la primera dama, Ana García de Hernández, entregaron hoy a 22 estudiantes el Premio Oro 2016 a la Excelencia Académica, “Padre José Trinidad Reyes” y celebraron el cumplimiento de 100 días de clases sin interrupciones en lo que va del año.

Debido a lo anterior, el sistema educativo nacional presenta un significativo fortalecimiento, gracias al trabajo conjunto entre el Gobierno, alumnos, docentes y padres de familia.

Los 22 galardonados son 18 jóvenes de colegios públicos de cada uno de los departamentos del país; uno de una institución privada de Francisco Morazán, uno del sector de discapacitados o con capacidades especiales, y otro de las artes; asimismo, se incluyó con una mención especial a la escolar no vidente Milagro de Jesús Reyes Cárdenas, de Valle.

Los premiados se destacan por su elevado rendimiento en sus estudios (entre 98 y 100 por ciento).

El evento se efectuó en Casa Presidencial por tercera ocasión desde el año 2014,  en el marco de la celebración del mes del estudiante hondureño y del nacimiento del prócer de la educación nacional, presbítero José Trinidad Reyes.

 Apoyo a sueños y aspiraciones

El presidente Hernández resaltó que el objetivo primario de estos reconocimientos es apoyar los sueños y destacar las habilidades académicas de estos talentosos muchachos, con el propósito de motivar a toda la población estudiantil hondureña a seguir esforzándose en sus estudios y en sus metas de superación profesional.

“Igual aprende el hijo del rico, como el hijo del pobre”, expresó el gobernante, al tiempo que explicó que es por esta razón que el Estado está obligado a invertir en educación, de manera que todos tengan las mismas oportunidades para que, como consecuencia de la formación académica, se creen las condiciones para vivir con la dignidad que se merece un ser humano.

“Si un niño logra entrar al kínder, luego a la escuela, después al colegio, cuando salga del centro básico o del colegio, ya no será pobre el día de mañana cuando se convierta en padre o madre de familia; es la gran oportunidad de romper con el círculo de la pobreza”, ejemplificó el mandatario.

Educación pública será la mejor

Hernández contó su historia personal, en la que resaltó el gran sacrificio de sus padres para lograr que él y sus hermanos pudieran coronar sus estudios, pese a que sus progenitores no alcanzaron mayores grados de escolaridad, debido a que en aquellos años las escuelas tenían limitantes al no ofrecer grados superiores.

Debido a lo anterior, el presidente dijo que “hoy, que tengo la gran oportunidad de servirle al país desde esta posición, si algo tengo claro, es hacer de la educación pública la gran oportunidad para la mayoría de los hondureños, que cada vez la educación pública sea de mayor calidad y no exista ninguna diferencia entre la escuela privada y la pública”.

 

Añadió que “hay que aprovechar la educación, porque quien no entienda que la educación es el principal instrumento para desarrollarse como persona, si no lo miran así, es como que estén ciegos y están perdiendo una gran oportunidad”.

Reconocimiento por los 200 días

El titular del Ejecutivo recordó que cuando, en el cuatrienio anterior, se discutía en el Congreso Nacional la Ley Fundamental de Educación, jamás se imaginaron que en escasos tres o cuatro años se iba a superar el desafío de recibir al menos 200 días de clases por año, ya que habían años en que con dificultades se pasaban ligeramente los 100 días.

Lamentó además que, debido a que los escolares encontraban sus aulas cerradas en el pasado, en muchos casos terminaron siendo absorbidos por uno de los males que hoy en día más aquejan a la sociedad hondureña: las maras o pandillas.

“Pero hoy también hay que reconocer que son los docente los que han hecho posible no solamente tener 200 días de clases, sino que mucho más que ese tiempo, y de calidad; por eso debemos agradecerle a los docentes, por esa entrega, por ese mensaje de solidaridad que nos han dado”, reconoció.

Asimismo, Hernández reconoció la labor de los buenos padres de familia que se esfuerzan por heredar a sus hijos uno de los principales tesoros para desarrollarse como lo es la educación.

A los jóvenes les solicitó que nunca dejen de dejar de ser un ejemplo para sus comunidades, sus compañeros, amigos y, en fin, para toda la sociedad.

“No dejen de seguir siendo excelentes en todo lo que emprenden; hoy el Estado de Honduras les reconoce y les premia con las oportunidades que les permitan seguir para dar el siguiente paso; aprovéchenlo y también ustedes traspasen esta generosidad con su prójimo que más lo necesita”, dijo.

¿Qué depara el futuro?

Hernández anunció que, pese a ser Honduras el país de Centroamérica con mayor cantidad de centros escolares conectados a internet, este programa continuará fortaleciéndose para que más educandos cuenten con esta herramienta tecnológica de los tiempos actuales.

De igual manera continuará el apoyo a las microempresas que confeccionan uniformes escolares para que sigan proporcionando los tres uniformes a cada niño, de manera que el no poder comprar un uniforme no sea un pretexto para que un pequeño no vaya a la escuela.

Asimismo, el gobernante anunció la multiplicación del programa de becas para el próximo año, dejándolo establecido en el Presupuesto General de la República para que se siga aumentando exponencialmente, para que los que más necesitan tengan la oportunidad de educarse.

“Seguiremos también con el sistema de incentivos a los docentes, porque ellos dentro de la gama de servidores públicos deben estar en primera fila”, notificó el gobernante.

Añadió que también continuará el apoyo del Gobierno a las escuelas técnicas, al arte y al deporte, tomando en cuenta que se necesitará mucha mano de obra calificada en los próximos años, debido al impulso del Programa Nacional de Desarrollo Económico Honduras 20/20.

“Estas generaciones que hoy estamos premiando son las que van a encontrar todo este proceso en su nivel de madurez, para que Honduras, a pesar de ser un país pequeño en territorio, destaque ante el mundo como de los mejores”, manifestó el jefe de Casa de Gobierno.

 Colegios en los 298 municipios

El ministro de Educación, Marlon Escoto, destacó la importancia que da el presidente Hernández a la educación, la cual se comprueba y se refleja en que, al terminar esta Administración, los 298 municipios del país contarán con al menos una institución de segunda enseñanza.

“La educación es el camino a la felicidad”, recalcó Escoto, al reconocer lo que calificó como grandes avances efectuados por la actual Administración, que superan con creces lo realizado por otros gobiernos e incluso por países vecinos.

A nombre de sus compañeros galardonados, la estudiante de excelencia académica del departamento de Copán, Karla Lizeth Speed Arriaga, manifestó su agradecimiento a la pareja presidencial por su incondicional apoyo al proceso educativo de los niños y jóvenes a nivel nacional.

“Ellos (la pareja presidencial) saben muy bien que la educación es el pilar fundamental para que podamos tener una vida mejor”, reconoció la galardonada, al tiempo que alabó el aporte dado por sus maestros, al impartirles cantidad y calidad de tiempo en las aulas de clase.

“La educación es el principal motor del desarrollo personal, es el principio en el que descansa la libertad y el engrandecimiento de las naciones”, puntualizó la estudiante copaneca.

El acto incluyó la presentación del teatro La Siembra y la actuación de la escolar no vidente Milagros de Jesús Reyes Cárdenas, quien mostró sus dotes artísticas con una canción dedicada a la pareja presidencial.

Asimismo; este día el sistema educativo nacional celebró al cumplimiento de 100 días de clases sin interrupciones en lo que va del año, por lo que presenta un significativo fortalecimiento, gracias al trabajo conjunto entre el Gobierno, alumnos, docentes y padres de familia.

De continuar esta tendencia, el 2016 sería el cuarto año consecutivo que se cumpliría con al menos 200 días de clases en las aulas escolares en todo el territorio nacional.

 

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter