PRESIDENTE HERNÁNDEZ VISITA GUATEMALA PARA IMPULSAR PROPUESTA DE SEGURIDAD REGIONAL

  • Honduras propone una fuerza trinacional para luchar contra la criminalidad, especialmente de las pandillas.

  • El mandatario considera que se deben eliminar los trámites burocráticos entre países para actuar con mayor rapidez.
  • Unión Aduanera y la basura que arrastra el río Motagua hasta Omoa también está en la agenda

 

Tegucigalpa, 5 de agosto.- Con el objetivo de acercar criterios y esfuerzos en el combate a la criminalidad, y en especial a las pandillas, el presidente Juan Orlando Hernández visita hoy Guatemala, donde se reunirá con su homólogo de ese país, Jimmy Morales.

La iniciativa del presidente Hernández tiene como objetivo conformar una fuerza trinacional que combata la criminalidad,  buscando, entre otros aspectos, evitar los trámites burocráticos para que se permita actuar a los países en el menos tiempo posible, para proteger a los ciudadanos.

“Estamos lanzando esta iniciativa habiendo conversado ya con el presidente Salvador Sánchez Cerén (de El Salvador), y ahora con nuestra visita a Guatemala con nuestros equipos de Defensa, de Seguridad e Inteligencia, y también las contrapartes de Guatemala, queremos establecer una hoja de ruta de lo que sería un esfuerzo de los tres países”, dijo Hernández en entrevista con la radioemisora HRN.

La idea es “estructurar una serie de actividades que nos permitan ser mucho más efectivos frente a la criminalidad organizada que ha venido trabajando a nivel de los tres países, inclusive de México y de Estados Unidos”, explicó.

Hernández expuso que se busca “tener una manera rápida, expedita, de intercambio de información porque las maras y pandillas que operan entre los tres países,  y de igual manera con conexiones en Estados Unidos  y en México, son los mismos grupos criminales”.

Indicó que la extorsión, que se genera muchas veces desde centros penales o desde otros países y que afecta a Honduras, tiene esa conexión de esos grupos criminales; por lo tanto, se buscará tener un censo, una base de datos que rápidamente se pueda revisar para detectar cuáles son las personas más visibles en cada país, la conexiones que tienen en el otro y qué tipo de operaciones están llevando a cabo.

También se busca tener inclusive la capacidad, por medio de los Estados, de que si un juez ordena la captura de una persona que cometió un delito aquí en Honduras, pero está en Guatemala, se pueda ejecutar por las autoridades de Guatemala y rápidamente poder traer a esa persona a enfrentar la justicia.

Intercambio de prácticas exitosas

El presidente Hernández dijo que, al mismo tiempo, se buscará intercambiar cuáles han sido las prácticas exitosas del control de la comunicaciones o de lo que pudiera ser la capacidad de detectar qué nuevo tipo de comunicación están usando las bandas criminales, qué tipo de mensaje, para poder, inclusive, descifrar cuando son mensajes codificados, como ocurrió en el reciente pasado.

Recordó que algunos grupos de personas que pertenecían a las maras de El Salvador estaban usando medios para mandar información desde los centros penales hacia afuera y que eran códigos escritos en papel, y que a las autoridades les costó detectar.

“Toda esa información debe fluir a mi criterio entre los tres países y también, por qué no, pensar en estructurar una fuerza multinacional que permita enfrentar esta criminalidad, porque es trasnacional y ellos son un fenómeno criminal trasnacional”, dijo Hernández.

Expuso que “los Estados tenemos que actuar como una sola fuerza que permita defender a nuestra gente, que permita también traer a más aliados a este esfuerzo, como ya lo hablé con el embajador de Estados Unidos, James Nealon, y de igual manera estaríamos haciendo un planteamiento de los tres países si así lo consideran mis colegas de El Salvador y Guatemala a Estados Unidos y a México”.

Un ejemplo

Hernández puso como ejemplo que “así como  nosotros sacamos el esfuerzo de Honduras y Estados Unidos, y sigue siendo fuerte para enfrentar la criminalidad organizada del narcotráfico, yo le puedo decir que Honduras es ahora respetada en el mundo porque hemos tenido un éxito importante”.

Reconoció que falta por hacer todavía, y habrá que seguirlo haciendo, pero considera que eso permitirá reconocer si tenemos capacidades importantes, pero de igual manera se debe considerar que, para ser eficientes y resolver el tema en el mediano plazo de una forma definitiva, es necesario articular los países que viven el mismo fenómeno.

Del mismo modo, reconoció que como producto de que Honduras realiza operaciones constantes aquí, desde hace más o menos unos tres o cuatro años, empezaron a migrar miembros de estas bandas hacia El Salvador y ahora de El Salvador quieren ingresar a Honduras.

Evitar el protocolo

También, el mandatario abordó el tema desde el ámbito local y mencionó que para el caso “cuando  nuestras fuerzas policiales, militares y de inteligencia hacen las operaciones en la frontera con El Salvador en territorio hondureño, siempre están estos delincuentes expectantes, a ver a qué horas se retiran nuestras fuerzas, para ver si ellos pueden ingresar”.

Apuntó que hay que ver si es más fácil tener una fuerza conjunta para que El Salvador haga lo mismo, y desde Honduras se les pueda brindar información en segundos, cuando los ciudadanos informen donde se encuentran estos delincuentes tratando de afectarlos.

“Necesitamos evitar tanto protocolo, tanta burocracia, para actuar de manera expedita; hay que ir por etapas y lo primero es reconocer que este es un fenómeno trasnacional, que actúa en los tres países y que afecta con impuestos de extorsión, con muertes, con robos”, dijo el titular de Casa de Gobierno.

Expresó que,  “una vez que se reconozca eso, nos permitirá ser mucho más rápidos en el actuar en conjunto”.

En ese sentido dijo que no descartaría una fuerza entre los tres países, pero siempre teniendo en una primera etapa, que significa que cada país haga su propio esfuerzo, y si el día de mañana la situación evoluciona de tal manera que no hay resquemores entre los tres países, se puede conformar algo mucho más sólido.

Como la integración aduanera

Hernández refirió que Honduras ya está dando un paso importante en el área con  la Unión Aduanera con Guatemala, y así como se está a punto de iniciar ese esfuerzo, de igual manera se puede trabajar en el campo del combate a la criminalidad.

Citó como ejemplo a la Interpol, que ha sido más efectiva en algunos lugares, pero eso depende del actuar de los Estados y ha permitido muchos logros importantes.

El gobernante refirió que, ante una problemática que es común, ante todas estas situaciones difíciles que vive la población, y porque a estos criminales no les importan las fronteras y están interconectados, entonces se debe actuar de manera conjunta.

Reveló que se ha detectado que a veces muchas operaciones de extorsión salen de Guatemala, de El Salvador, de números de México o de Estados Unidos, y ante eso “tenemos los Estados que dar ese paso y unirnos en función de proteger a nuestra gente”.

 

“Con el presidente Morales nos reunimos hoy porque dijo que tenía disponible todo el día viernes para tocar este tema, mientras con el presidente Sánchez Cerén de El Salvador, los ministros de Seguridad y de Inteligencia van a empezar a reunirse, y de hecho ya están trabajando para tener dentro de poco una reunión de los tres países”, adelantó.

Hernández también informó que en el caso de Guatemala “vamos a tocar el tema de Unión Aduanera, el caso de la Aduana de Corinto, así como intentar resolver la problemática sobre la gran cantidad de basura que llega a Honduras por medio del río Motagua, y que afecta tremendamente a Omoa”.

“Hay voluntad del Presidente Morales de resolver este problema”, dijo Hernández.

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter