GOBIERNO REPARARÁ LA CARRETERA LA CEIBA-SABÁ-TOCOA-TRUJILLO

 

  • Presidente Hernández llama a levantar el potencial de Colón, Atlántida y Yoro. 
  • Ofertas para ejecutar la obra se abren en acto público continuando con política de transparencia.
  • Se están invirtiendo casi 48 mil millones de lempiras en puertos, aeropuertos, carreteras y autopistas.

 

Sabá (Colón), 10 de agosto. “Levantemos Colón, Yoro y Atlántida”, pidió hoy en el municipio de Sabá, departamento de Colón, el presidente Juan Orlando Hernández, durante la apertura de los sobres de licitación para la reparación y bacheo del tramo carretero de La Ceiba-Sabá-Tocoa-Trujillo.

En el acto realizado en la plaza central de Sabá, el mandatario dijo que “quiero dejarlos motivados para que aprovechemos este momento, para que levantemos el país, levantemos Colón, Yoro, Atlántida, que es una zona de un gran potencial”.

El gobernante destacó que la zona del Caribe hondureño tiene tierras como si fueran una “mesa de billar”, agua en abundancia, “aquí en los veranos, por lo menos, no se secan las plantas, aquí tienen un gran potencial y ustedes lo saben”.

“Yo les vengo a decir que queremos acompañarlos, pero hay cosas que yo no puedo hacer por ustedes, sólo ustedes lo pueden hacer”, acotó.

“Es importante vernos como una región”, indicó el titular del Ejecutivo para seguidamente advertir que “vamos a quedar en la historia porque estamos haciendo las cosas diferente”.

La apertura de sobres de licitación en actos públicos se enmarca en la política de transparencia del Gobierno del presidente Hernández.

Desarrollo en infraestructura

El presidente Hernández destacó que “hoy estamos construyendo la mayor obra de infraestructura de los últimos 20 o 50 años”.

Agregó que “probablemente nunca habíamos hecho una inversión en tan corto tiempo como lo vamos a hacer,  invirtiendo casi 48 mil millones de lempiras en puertos, en aeropuertos grandes, medianos y pequeños, carreteras y autopistas”.

“Para mí es la gran infraestructura que va a permitir el despegue del país”, indicó.

Expresó que quiere que todos los hondureños sepan que no es fácil hacer una inversión de este tipo luego de ver cómo se recibió hace unos años el país, sumado a que la credibilidad de Honduras ha estado por los suelos.

“No nos querían prestar, nos mirábamos como aquel deudor que ya no tiene forma de pagar y de paso nos decían que el país estaba en desorden”, añadió.

También agregó que “nos miraban con niveles de inseguridad como ningún otro país en el mundo, niveles de desigualdad donde la menor cantidad de personas tiene el dinero y la persona más humilde tiene muy poco o casi nada”.

Hernández aceptó que hemos sido de los países más desiguales en la faz de la tierra, y con tanta riqueza que ha tenido esta nación, con tanta oportunidad para crecer.

Recordó que “venimos tristemente de ser el país más violento de la faz de la tierra con 86.6  muertes  por cada 100 mil habitantes, allá en los años de 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, hasta que  logramos bajar los niveles”.

Pero –prosiguió- seguir bajando la tendencia de la inseguridad  no solo tiene que ver con la represión del delito; hay que trabajar en que el niño y el joven aprendan a respetar al prójimo, a los mayores, llevarse bien con la familia y los vecinos.

Asimismo, agregó que se debe respetar el fruto del trabajo honesto y honrado de cada quien, que no vuelva a ocurrir en Honduras que alguien que se siente poderoso, porque anda “empistolado”, tiene gente contratada, va a quitarle la tierra al que la ha trabajado y obtenido dignamente.

“Ustedes son pueblos sufridos por la inseguridad, pero poco a poco las cosas van cambiando, vamos por el camino bueno”, consideró.

Hernández agregó que “yo creo en el camino bueno y sé que no es fácil recuperar la paz y la tranquilidad y sé que todo mundo no comparte mi posición”.

“Pero yo les digo algo a los que tienen diferencias conmigo: sé que en Honduras saben cuáles son las convicciones de Juan Orlando Hernández y yo lucho y trabajo por lo que yo creo es lo mejor para mi gente y de allí nadie me va a sacar”, sentenció.

Más programas

El mandatario indicó que, “además del bacheo que recibirá la carretera, aquí estamos trabajando para que Banca Solidaria venga a ofrecer oportunidades a los más necesitados de salir adelante”.

También dijo que igual quiere que sigan llegando a este sector del país todos los productos de Vida Mejor, “porque todos tenemos derecho de vivir con dignidad y esto no es populismo”.

Hernández consideró que “en estos gobiernos debemos de trabajar para priorizar a los más necesitados, permitir que esa parte de Honduras olvidada pueda vivir con dignidad porque ante los ojos de Dios todos somos iguales y es la obligación del Gobierno hacer justicia social”.

 

“Estamos en estos procesos públicos (licitaciones de proyectos de infraestructura) porque queremos hacer las cosas diferentes, más transparentes y porque hay que cambiar la forma de administración pública y cuidar cada centavo del pueblo hondureño”, remarcó.

 Beneficio para todos

Rosalío Vásquez Ramírez, residente de la aldea Orica (Sabá), dijo agradecerle al presidente Hernández por apoyar estas comunidades del país, lo que permitirá más desarrollo.

Por su parte, Santos Cruz, habitante de Las Golondrinas, agregó que está satisfecho porque el Gobierno del presidente Hernández arreglará la calle hacia Trujillo y La Ceiba.

Francisca Galdámez, residente también de Las Golondrinas, consideró que lo que está haciendo el presidente Hernández y su Gobierno es una gran cosa para las comunidades de Atlántida, Colón y Yoro.

Mientras tanto, Francisca Catalina Munguía, dijo que “hay que agradecerle al hombre (presidente Hernández) que nos está ayudando con la reparación de la carretera”.

Alcances de la obra

Con la ejecución de este proyecto se crearán aproximadamente 480 puestos de trabajo entre directos e indirectos y se beneficiará a más de 390 mil 240 habitantes.

A través de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (INSEP), el Gobierno del presidente Hernández busca transparentar los contratos de construcción de obras públicas.

La obra consiste en el bacheo asfáltico de 170 kilómetros de carretera comprendidos entre los departamentos de Atlántida y Colón.

Los trabajos consistirán en marcado de corte, demolición y excavación de baches, base triturada en lugares que sean necesarios, acarreo de material asfáltico, imprimación, colocación de mezcla asfáltica en baches, entre otros.

   
FacebookMySpaceTwitter