ALFAREROS DE VALLE DE ÁNGELES TENDRÁN APOYO DEL GOBIERNO PARA EXPANSIÓN DE SU ACTIVIDAD


  • El presidente Hernández hace Visita Sorpresa a los alfareros en plena jornada de trabajo.
  • El mandatario también insta a Crédito Solidario para que siga incentivando crecimiento de negocios.

 

Valle de Ángeles (Francisco Morazán).- El presidente Juan Orlando Hernández realizó hoy su Visita Sorpresa número 38, en esta ocasión a la Asociación de Alfareros de Valle de Ángeles (Asalva),  a quienes prometió apoyo para que expandan su actividad, y también conoció el funcionamiento de Banca Solidaria en este sector.

Entre los compromisos del mandatario con los alfareros están dotarles de un horno industrial e incluirles en los programas de financiamiento para buscar su crecimiento, así como la forma de asegurar la materia prima para sus actividades.

El  gobernante, que ha hecho visitas sorpresa a otros 37 sectores del país, provocó una gran admiración a su llegada al edificio de OTOP (One Town, One Product) de Valle de Ángeles, donde la Asociación realiza algunas de sus obras y las expone para la venta.

“Vengo a visitarles con el objetivo de saber cómo les va y qué planes de crecimiento tienen”, dijo el mandatario al momento de sentarse a observar el trabajo de los alfareros y escuchar sus apreciaciones.

Asalva es un grupo de alfareros de la comunidad de Valle de Ángeles conformado por 12 hombres y dos mujeres, que realizan una gran cantidad de productos innovadores que resaltan por sus diseños, preservan la cultura de sus pueblos y trabajan bajo el programa presidencial OTOP.

 “Sería bueno que integraran más mujeres para que la equidad de género se manifieste en mejor forma”, dijo Hernández.

Productos únicos

Uno de los alfareros, Rodimiro Hernández, destacó que los productos de la Asociación son únicos porque dependen de la inspiración del artista.

“Son productos y diseños únicos, pero igual la gente puede requerir según sus necesidades, dado que uno de los objetivos del grupo es satisfacer la demanda”, explicó.

Por su parte, Dinora Ponce, otra de las integrantes de Asalva, expuso que “una de las principales necesidades es el fortalecimiento del taller, buscar la forma de asegurar la materia prima (barro) con la adquisición de un terreno, así como un horno para el quemado de piezas grandes”.

El alfarero Jorge Herrera expuso que la Asociación requiere asistencia técnica que les permita “refrescar los conocimientos e innovar en los productos, así como formar nuevas generaciones de alfareros, dado que algunos estudiantes de regiones cercanas adquieren conocimientos en el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop), pero no pueden acudir a realizar sus prácticas por falta de recursos económicos”.

Las soluciones

El presidente Hernández felicitó a los alfareros por contar con productos de primera calidad, atractivos y que resaltan las bondades culturales de la comunidad.

Expresó que su Gobierno está “para acompañarles y apoyarles en el objetivo de que alcancen las oportunidades y el crecimiento que necesitan”.

Al responder a las necesidades planteadas, les expuso que el horno industrial (con un valor superior a los 300,000 lempiras) será adquirido en las próximas semanas buscando que con dicho equipo puedan obtener crecimiento por medio del quemado de piezas grandes.

Asimismo, habló con el alcalde de Valle de Ángeles, Wilfredo Ponce, para que se busque en la región un terreno que asegure la extracción de material que permita el sostenimiento comercial de la Asociación.

El mandatario indicó que conversará con las autoridades del Infop para conocer el estado de alguna maquinaria con que cuenta la entidad para preparación de material.

Además, se explorará el Programa Con Chamba Joven para los estudiantes que se graduaron en el área de alfarería, de regiones cercanas, y que no pueden asistir a sus periodos de práctica profesional.

En el tema del financiamiento, Hernández expuso que pronto llegarán emisarios de Banca Solidaria, Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa) y de la financiera Confianza para que conozcan el trabajo de la Asociación y, acorde a sus necesidades, se puedan buscar los mecanismos para continuar con la producción y expansión.

“¿Qué gano yo?”, se preguntó el mandatario sobre el financiamiento y se respondió: “que ustedes tengan oportunidades, el fortalecimiento de las cooperativas y los sistemas de crédito, que exista mayor crecimiento económico en el país por medio de productos que son bien elaborados y que pueden tener gran demanda en el país o fuera”.

También aprovechó para indicarles que con el Programa Nacional de Desarrollo Económico Honduras 20/20 se abren muchas oportunidades para un rubro como el turismo, que también beneficia a la alfarería.

“Cada persona que sale a conocer un lugar busca llevarse un recuerdo y como el turismo forma parte de ese programa, seguro habrá muchos visitantes que podrán adquirir los productos que ustedes elaboran”, explicó.

Les expuso que en los próximos meses el Gobierno abrirá, por ejemplo,  importantes museos de la historia maya y de Ciudad Blanca, “en los que incluso se podrían exponer sus productos”.

Hernández instó a los alfareros a preparar algunas piezas que puedan exponerse en Casa de Gobierno y en otras regiones del país, porque gran parte del éxito del producto tiene que ver con la debida promoción.

“Estamos aquí para ayudarles y para acompañarles. Me voy con los compromisos y la satisfacción de saber que están haciendo las cosas bien y que podemos hacerlas aún mejor”, refirió el titular del Ejecutivo.

El programa OTOP busca fortalecer la conformación de grupos de trabajo o asociaciones, extender el fortalecimiento de las capacidades de los pobladores, la promoción de los municipios y la vinculación con sus productos, así como encontrar los mecanismos de comercialización necesarios para el éxito de los programas.

Visita a Banca Solidaria

Por otra parte, el mandatario visitó la oficina de Banca Solidaria, ubicada en el segundo piso de la tienda OTOP, y conoció el grado de aceptación que el programa ha obtenido en los meses que tiene funcionando en la zona.

Preguntó por la tasa de mora existente en la región, así como la atención que se les brinda a los clientes, buscando que “el programa pueda convertirse en un aliado de los más necesitados en su objetivo de salir adelante”.

Al final de este año “queremos colocar más de 400 millones de lempiras y en la medida que la gente pague, vamos a seguir creando más opciones para otros que necesitan y para contar con el beneplácito de los organismos de crédito y vean que es un programa que ofrece muy buenos resultados”, dijo Hernández.

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter