FUERZAS DEL ESTADO INVESTIGAN INDICIOS DE ATENTADO CONTRA PRESIDENTE HERNÁNDEZ Y EMBAJADOR NEALON

 

  • “En eso se está trabajando fuertemente y se están haciendo las investigaciones, los interrogatorios del caso”, dice el gobernante.
  • Reafirma que en Honduras nadie está por encima de la ley.

 

Tegucigalpa, 13 de octubre.- El presidente de la República, Juan Orlando Hernández, informó hoy que se investigan indicios de un atentado contra él y el embajador de Estados Unidos, James Nealon, de parte de un grupo delincuencial del litoral Atlántico y reafirmó que en Honduras nadie está por encima de la ley.

En relación a la extradición de hondureños involucrados en narcotráfico y otros delitos, el mandatario manifestó en declaraciones a la emisora HRN que “vuelvo a repetir lo que dije siempre: en Honduras este tipo de procedimientos van a ser normales”.

“Primero, nadie está por encima de la ley”, y también quien “crea o tenga indicios de que en el pasado o en la actualidad que un ciudadano hondureño cometió una irregularidad en perjuicio de otro hondureño, o de otro Estado o de otro ciudadano de otro país, pues es bien sencillo: presente lo que tiene que presentar y aquí en Honduras no se va a estar protegiendo a nadie”, agregó.

“Esa política viene casi inspirada en el tema de la extradición que aprobamos cuando yo estaba en el Congreso”, recordó, y añadió que, “por lo tanto, no deberían de haber problemas ni dudas al respecto”.

“Pero siempre es bueno reafirmar lo que hemos venido diciendo: nadie está por encima de la ley y en el caso de que alguien haya violentado o se tenga dudas, pues entonces el Estado de Honduras debe facilitar con todo lo que se pueda lo que sería la investigación protegiendo, desde luego, sus derechos, pero se tiene que llegar al fondo del asunto”, advirtió.

Investigación sobre atentado

El presidente Hernández informó que, “por ejemplo, hace un tiempo nos comunicaron que habían indicios de un atentado en contra del embajador Nealon y en contra de su servidor, de parte de un grupo delincuencial del Atlántico”.

Agregó que “entonces le dijimos a toda la gente que tenía que hacer su trabajo, investigar y hacer las diligencias del caso, no solamente porque se trata del embajador de Estados Unidos; se trata de un ciudadano que está acreditado en este país, o de cualquier otro ciudadano”.

“Pero cuando ya hay un grupo criminal de magnitudes importantes hablando de esto, o se tienen indicios, todas las fuerzas del Estado deben estar focalizadas en encontrar cuál es la posible causa de eso o cómo se está operando para poder neutralizarlo y deducir las responsabilidades del caso”, indicó.

El gobernante informó que “en eso se está trabajando fuertemente y se están haciendo las investigaciones, los interrogatorios del caso, porque Honduras seguirá siendo un terreno hostil a los grupos criminales, tanto trasnacionales como locales”.

“A eso le apuesta Honduras y esa es la visión y la ejecución que está en proceso”, apuntó.

El gobernante dijo que él va a “ser lo más limitado posible con esta información porque hay que manejarla con la delicadeza y la prudencia del caso”.

Sin embargo, explicó que quienes alertaron de esa situación “fueron fuentes externas al Estado hondureño y se está trabajando, se está investigando y se está haciendo  lo que se tiene que hacer para poder identificar de dónde viene y cómo se va a neutralizar”.

“Por lo pronto, con lo que ya se ha hecho, estos individuos, si es que están en eso, deben de saber que ya sabemos y eso es muy importante”, concluyó Hernández.

 

   
FacebookMySpaceTwitter