1,300 FAMILIAS DE CURARÉN RECIBEN BENEFICIOS DE VIDA MEJOR

 

  • “Sus nietos dirán que hubo un Gobierno que entre el 2014 y 2017 les cambió la vida a ellos y a sus familias", destaca Hernández. 
  • "Presidente, usted es un hombre de hechos y no de palabras", dice uno de los beneficiarios.

 

Curarén (Francisco Morazán), 1 de diciembre.  Don Antonio Ortiz, de 78 años de edad, esperó el arribo del presidente Juan Orlando Hernández y a  su llegada le pidió que le diera el privilegio de sentarse junto a él, en el acto donde el mandatario entregó 1,300 beneficios de Vida Mejor a familias de Curarén.

"Presidente, usted es un hombre de hechos y no de palabras. Lo que prometió en época de campaña hoy lo está cumpliendo ", dijo don Antonio, quien es uno de los pobladores que recibieron los beneficios de Vida Mejor.

El titular del Ejecutivo citó que "don Antonio me recordó que en época de campaña me comprometí en cambiarle su piso de tierra en cemento; ponerle un techo de lámina, un filtro de agua, letrina y un ecofogón, y hoy, ya lo tiene para mejorar su vivienda, cambiarle su vida y la de su familia".

"Hoy estamos atendiendo a 1,300 familias de Curarén”, resaltó Hernández, para luego agregar que "esto es apenas el comienzo de todo lo que se viene para estas tierras".

En el evento, que se efectuó en el parque central de Curarén, entregaron 300 pisos, 300 pilas, 100 filtros de agua, 400 ecofogones y 200 letrinas, con una inversión total de 6.5 millones de lempiras.

"Les aseguro que sus nietos dirán que hubo un Gobierno que entre el 2014 y 2017 les cambió la vida a ellos y a sus familias", subrayó Hernández.

Asimismo, el presidente Hernández  anunció que el próximo año visitará 6 aldeas de Curarén para llevar electrificación y los beneficios de la alianza entre Banadesa y Banhprovi para el desarrollo del campo y, por ende, para beneficio de los campesinos.

Un programa de justicia social

El gobernante hondureño reiteró que su deseo es seguir cambiando el estilo de vida de las familias pobres del país con pisos y techos dignos, con letrinas, con purificadores de agua, con viviendas solidarias, huertos familiares y con ecofogones.

"Vida Mejor es el programa que nació para hacer justicia social con todos los sectores, en especial con los pueblos olvidados de Honduras", indicó  Hernández.

Agregó que este programa social no es populismo y que su único objetivo es que los hondureños tengan una vida digna, porque "ante los ojos de Dios todos somos iguales".

"Muchos me critican y dicen que Vida Mejor es hacer populismo. Los entiendo porque nunca han estado en una casa con piso de tierra,  sin un techo de lámina, sin ecofogón, filtro purificador de agua y un huerto familiar", arguyó Hernández.

Aseveró que el Gobierno trabaja a la par de Vida Mejor con Banca Solidaria para poner a los pueblos de la Honduras olvidada en la nueva Honduras con más beneficios y oportunidades  para sus familias.

En Vida Mejor no hay colores políticos

El alcalde de Curarén, Cristóbal Rubio, destacó que "el pueblo de las aldeas recónditas de este municipio están presentes acá, pues Vida Mejor ha llegado a los hogares más pobres”, y añadió que los pobladores asistieron al acto “como una muestra de agradecimiento al presidente Hernández".

Doña Napolinaria Alvarado, beneficiaria, detalló que el programa presidencial Vida Mejor ha llegado ayudar a los más necesitados. "Aquí no hay colores políticos en este programa de Vida Mejor", afirmó.

 

   
FacebookMySpaceTwitter