Juan Orlando Hernández:

“NO SE EQUIVOQUEN, NO VAN A DETENERNOS”

 

  • El gobernante reitera a los miembros de la Comisión que “no están solos”, tienen toda la institucionalidad y al pueblo a su lado
  • Anuncia para enero discutir profundas modificaciones porque no se puede seguir tipificando con las mismas reglas los delitos
  • A los medios de comunicación solicita identificar el factor común que es poner en primer lugar a los hondureños y su deseo de vivir en paz

 

Tegucigalpa, 16 de diciembre. “No se equivoquen, no van a detenernos”, ha dicho este viernes el presidente Juan Orlando Hernández, durante una comparecencia de prensa en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad.

Junto al ministro de Seguridad, general Julián Pacheco, y miembros de la Comisión Depuradora de la Policía Nacional, condenó el atentado contra el pastor Jorge Machado y su esposa y que dejó como saldo fatal la muerte del efectivo militar y miembro de la escolta de seguridad Geovany Calderón.

Calderón murió la noche del jueves defendiendo la vida del pastor Jorge Machado, quien junto a su esposa resultó ileso.

En el enfrentamiento con criminales, también resultó herido el efectivo militar Ricardo Mendoza, quien se encuentra en proceso de recuperación. 

  • Condena

“Quiero reiterar nuestro profundo pesar por lo que ha ocurrido el día de ayer (jueves) en la casa del pastor Jorge Machado. Condenamos enérgicamente lo que ha ocurrido y nos solidarizamos con la familia de Geovanny (Calderón) que ha perdido su vida en cumplimiento del deber”, dijo el gobernante desde la sede de la Secretaría de Seguridad.

“Nos solidarizamos también con Ricardo Mendoza que está convaleciente, primero Dios en recuperación, y de igual manera estamos también reiterándole lo que he dicho esta mañana al pastor Machado y su esposa por teléfono y se lo he dicho a toda la comisión: estamos aquí para respaldarlos”.

Hernández indicó que el pueblo hondureño ya ha dicho: “es suficiente, es demasiado, basta ya, no vamos a seguir tolerando este tipo de acciones, y todos los hondureños tenemos que unirnos en ese propósito, al margen de lo que cada quien cree en términos ideológicos”.

  • Depuración no se detiene

Destacó que este histórico proceso de depuración que ha impulsado el Gobierno, con el apoyo de los valientes miembros de la comisión especial, no se va a detener por este tipo de hechos perpetrados presuntamente por quienes se sienten afectados.

“El proceso de depuración, reestructuración y certificación de la Policía que ha venido haciendo esta comisión de valientes hondureños recibe el respaldo permanente de nuestra parte y de parte de toda la institucionalidad del Estado hondureño”, dijo.

Luego afirmó de manera categórica: “Yo quiero decir algo bien claro y franco: si alguien cree equivocadamente que tratando de atemorizar o pensando que algunos de nosotros no va a estar aquí al frente de este proceso y que lo van a detener, se equivocan, se equivocan; hoy somos nosotros, mañana va a ser alguien más, pero este pueblo no va a permitir que esto siga ocurriendo, tan sencillo como eso”.

“En ese proceso no vamos a descansar, porque los hijos de ustedes, hondureños; mis hijos, nuestros nietos, merecen vivir en un país diferente y eso es lo que estamos construyendo hoy aquí”, dijo.

Aseguró que si en el pasado permitieron que estas cosas ocurrieran y se descompuso el país “a este nivel”, no son los mismos los que están hoy al frente y por tanto “esto tiene que cambiar”.

  • Unidad

“Yo le pido a todos los sectores de la hondureñidad: es el momento de terminar de aglutinarnos y construir ese país diferente”, manifestó Hernández.

El presidente, dirigiéndose a los miembros de la comisión, les garantizó: “No están solos, no solamente estamos nosotros los que somos parte de la institucionalidad de frente con ustedes, está todo un pueblo y, sobre todo, está Dios”.

“Podemos quedar algunos en el camino, estamos dispuestos, pero aquí no hay retroceso y que no se equivoquen; lo que sí tenemos que empezar a trabajar de ahora en adelante también es: no podemos seguir con las mismas reglas que tipifican los delitos, las faltas, los diferentes protocolos, enfrentando algo de dimensiones como lo que ha venido ocurriendo”, señaló.

  • Cambios profundos

Hernández anunció que para enero se pondrá en el tapete de discusión del país modificaciones profundas; “si alguien piensa que con actos que generan intimidación o terror van a detenernos, se equivocaron, y no es justo que los operadores de justicia, por hacer lo que tienen que hacer de acuerdo a su deber, se miren expuestos o limitados o que el ciudadano sienta temor, sienta terror, y entonces pretendan los delincuentes que eso evite que los procesos de cambio continúen”.

“Como servidor público, como padre de familia, como ciudadano, voy a estar aquí con ustedes siempre, esté o no esté en este cargo, porque este proceso debe continuar y es de mediano plazo para ustedes y yo sé que la gran mayoría de los buenos hondureños quieren que eso ocurra”, apuntó el mandatario.

A los medios de comunicación les solicitó identificar el factor común: “primero somos hondureños, somos hijos, somos padres de familia”, dijo. “Ayúdennos a mandar ese mensaje y yo estoy convencido de que más temprano que tarde el sol va a empezar a salir diferente para una Honduras que va cambiando”.

La comisión depuradora es integrada por el ministro Julián Pacheco, quien la preside; Omar Mejía y Carlos Hernández, de la Asociación para una Sociedad Más Justa; los pastores Alberto Solórzano y Jorge Machado, así como los asesores German Leitzelar y Vilma Morales.

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter