DEPURACIÓN POLICIAL SEGUIRÁ ADELANTE, NO RETROCEDERÁ NI UN MILÍMETRO: PRESIDENTE HERNÁNDEZ

 

  • El mandatario se solidariza con el pastor Jorge Machado, su esposa y policías militares víctimas de “cobarde” atentado.
  • Pide el apoyo del pueblo hondureño para los miembros de la Comisión de Depuración.
  • “Si este atentado es queriendo intimidar a la institucionalidad” o a quienes participan en la depuración policial, “están equivocados: no van a detener esto”, advierte.

 

Tegucigalpa, 16 de diciembre.- El presidente  Juan Orlando Hernández advirtió hoy que el proceso de depuración de la Policía Nacional seguirá adelante, sin retroceder ni un milímetro, y se solidarizó con el pastor Jorge Machado, su esposa y con los policías militares que integran su custodia, uno de los cuales falleció en el “cobarde” atentado perpetrado anoche frente a la casa del religioso.

En declaraciones a la radioemisora HRN, el mandatario pidió el respaldo del pueblo hondureño para los miembros de la Comisión de Depuración de la Policía Nacional, de la cual Machado es asesor, y a quienes reiteró el apoyo total del Estado con todos sus recursos.

Hernández condenó “este hecho cobarde, lamentable, por la bajeza de quienes lo realizaron, contra los policías militares que estaban apoyando en seguridad a la esposa del pastor Machado y al mismo pastor Machado”.

“Nos solidarizamos con (el policía militar) Geovany (Calderón) que lamentablemente ha perdido su vida en el cumplimiento de su deber, con su compañero, que está también siendo intervenido médicamente y que ha sido lesionado; con todo el equipo de Policía Militar y desde luego con el pastor Jorge Machado y su esposa”, añadió.

 

  • Pueblo merece paz

Hernández dijo que “algunos aquí en Honduras no han entendido algo: el pueblo hondureño dijo ‘ya, suficiente, hasta aquí, basta ya’, de semejantes atropellos atentando contra la paz y la tranquilidad de un pueblo que merece vivir tranquilamente para desarrollarse, para vivir a plenitud”.

“Quiero reiterar que de parte de la institucionalidad hondureña no vamos a retroceder un tan solo milímetro en la lucha que se ha emprendido”, reafirmó.

“Si este atentado es queriendo intimidar a la institucionalidad o a los buenos hondureños que como ciudadanos, en el caso del pastor Machado, ha decidido participar en los procesos de depuración policial, si ese fuera el caso, están equivocados: no van a detener esto” advirtió.

El presidente de la República manifestó que “esto ya trasciende a nosotros las personas que estamos en primera línea, en este caso del pastor Machado, que inclusive también compromete a su familia o a los miembros de la Comisión (de Depuración) o a cualquier funcionario público que está en los temas de seguridad y de defensa”.

“Esto trasciende porque hay una cosa más grande, que es precisamente el derecho que tenemos de vivir en paz y tranquilidad, y que a ese no vamos a renunciar nunca”, sentenció el gobernante.

 

  • Investigación y solidaridad

Hernández informó que “desde el día de ayer que tuvimos conocimiento (del atentado)  tanto oficiales de Policía como en el caso del comisionado general Héctor Iván Mejía se hizo presente, con instrucciones nuestras, en la casa del pastor y de su esposa para poder conocer con más detalle para poder también darles elementos de lo que se ha venido observando en la zona con respecto a este acontecimiento”.

Agregó que el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Francisco Isaías Álvarez Urbina, “y el general Funes Ponce también se han movilizado a la zona y de igual manera atender a las víctimas, a los policías militares, a sus familias a solidarizarse con ellos, como lo hacemos nosotros”.

“Pero de igual manera –anunció el presidente Hernández-  se ha iniciado un despliegue para encontrar a los responsables y llevarlos a la justicia como debe ser”.

El mandatario le pidió al pueblo hondureño que “pensemos en todo lo que ha pasado estos años atrás y no únicamente nos fijemos en el número de víctimas,  de hermanos hondureños que han perdido su vida; pensemos que cada uno de ellos representa una historia, de una familia, de madres que pierden a sus hijos, de hijos que pierden a sus padres, de vecinos que pierden a su otro vecino”.

“Eso no puede seguir siendo; sabemos y sabíamos desde que iniciamos que esta lucha por adecentar las instituciones hondureñas, porque realmente prevalezca la justicia, porque también se valore como debe ser el derecho a la vida, esta lucha iba a tener sus costos, iba a tener sus golpes de regreso, pero que teníamos que ir determinados a salir al otro lado del rio, llegar al final del camino, y en ese proceso, hondureños, no debemos detenernos”, expresó Hernández.

Informó que “desde anoche giramos instrucciones para que en la zona, y en cualquier lugar que alguien pueda dar información que nos permita llevar a la captura de los responsables (del atentado), Fusina, Policía Nacional, Policía Militar, están habilitados para poder  también recompensar económicamente cualquier información que nos permita llevar al punto de la justicia a estos individuos”.

“Y así tenemos que seguir procediendo, de tal manera que seguirá el proceso de depuración policial, si ese fue la intención de quererlo detener”, advirtió.

Destacó que uno de los miembros de la Comisión de Depuración, el pastor Alberto Solórzano, anoche “me decía: ‘presidente, nosotros seguimos apoyándole en esta lucha que ha iniciado’, y yo agradezco eso y lo vamos a seguir haciendo”.

“Lo bueno es que la comisión lo hace con representación de líderes de diferentes sectores de la sociedad, para que el día de mañana no se esté argumentando que se está atentando contra alguien solo por una condición u otra; es un proceso inédito, nunca había ocurrido como está ocurriendo en Honduras, y seguiremos adelante”, enfatizó.

 

  • No descartar hipótesis

En relación a los posibles motivos del atentado contra Machado, el presidente de la República afirmó que “tenemos que terminar de encontrar una serie de elementos para poder estructurar una conclusión final, pero no podemos descartar  ninguna de las hipótesis que se ha planteado hasta este momento, y no quisiera entrar en la parte de lo operativo o lo especulativo”.

Señaló que “hay un principio: los miembros de la Comisión de Depuración de la Policía han hecho un papel en el que, obviamente, por las decisiones que han tomado junto a nosotros, tienen consecuencias y nosotros vamos a estar para respaldarlos y protegerlos en todas las capacidades que el Estado tenga, sin desconocer que son riesgos enormes”.

Hernández dijo que tampoco se debe desconocer “que también estamos en un país donde poco a poco se va recuperando la paz y la tranquilidad, pero que los criminales están, obviamente, como fieras heridas que están respondiendo o quieren responder”.

“En ese propósito, toda nuestra solidaridad y también se están redoblando los esfuerzos, no solamente en términos de protección (a los miembros de la comisión), sino de encontrar a los culpables” del atentado, agregó. 


  • Sin retroceso

Hernández insistió en que “en ese proceso, por la misma voluntad de los miembros de la comisión, por la misma voluntad de la institucionalidad, no vamos a retroceder un tan solo milímetro”.

Asimismo, les dijo “a todos los demás que están en esta línea frontal, y que a veces no salen los accidentes o  no salen de repente  los atentados que sufren, que también estamos con todos ellos porque esta lucha se libra día y noche en las ciudades, en las aldeas, en los lugares inhóspitos”.

“Esto se libra a lo largo y ancho del país, inclusive fuera de Honduras, pero estamos impulsando un proceso de cambio que sabíamos que iba a tener consecuencias, pero que no podemos retroceder”, añadió.

El gobernante le pidió “al pueblo hondureño, en este caso: al ciudadano Jorge Machado, a su esposa y a su familia, a los miembros de la comisión, démosles el respaldo que se merecen, porque son seres especiales que han decidido, inclusive, poner en riesgo su vida y la de su familia por el bien de los demás”.

“Eso es algo que no se encuentra en cualquier lugar o fácilmente; eso es algo digno de admirar, de imitar y de instalar en el ADN de la cultura hondureña como algo que se debe atesorar”, consideró.

“Por eso mi solidaridad y decirle a la institucionalidad que seguimos con todos los recursos y todos los esfuerzos para poder llevar al final este caso y eso significa hacer justicia”, concluyó el presidente Hernández.

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter