IMPULSAR LA PRODUCCIÓN NACIONAL DE ALIMENTOS ES PRIORIDAD PARA EL GOBIERNO

 

- Con ese objetivo se trabaja en alianza con los productores, dice el presidente Hernández.

- Sistemas de riego, más acceso a créditos y capacitación, son algunos estímulos para el sector agroalimentario.

- Se agiliza la exoneración del ISV a los insumos agrícolas, que también beneficia a los salineros.

- El mandatario anuncia la creación de una Escuela de Gobierno.  

 

Tegucigalpa, 10 de febrero. El Gobierno incrementará su apoyo a la producción  nacional de alimentos para bajar las importaciones e incluso abrir mercados internacionales a los productos hondureños, manifestó hoy el presidente Juan Orlando Hernández.

Entre las medidas de estímulo a los productores hondureños están el desarrollo de sistemas de riego, más facilidades para el crédito y la capacitación, y se trabaja en la agilización del beneficio de la exoneración del 15% del Impuesto Sobre Ventas (ISV) al sector agroalimentario, detalló el gobernante, entrevistado por la radioemisora HRN.

“Honduras debe de tener entre sus prioridades número uno la producción de alimentos aquí en tierra hondureña” y el Gobierno trabaja con ese objetivo junto con los productores, afirmó Hernández.

Problemas con el ISV

El presidente Hernández remarcó, ante los reclamos de algunos sectores productivos, que “el problema es que la exoneración del 15% del Impuesto Sobre Ventas (ISV) a los productos agrícolas, insumos y maquinaria ha sido difícil de aplicar”.

 

Explicó que, por un lado, los empleados públicos encargados de aplicar la medida se inventaron un procedimiento extremadamente complicado, aunque ya se tiene una propuesta de parte del Sistema de Administración de Rentas (SAR), de otorgarle la rebaja o no pagar el impuesto ya en la misma tienda.

Sin embargo, existe el problema de que al Estado le resulta más fácil revisar a las empresas o negocios que a los productores en sí, pero igual llamó a las diferentes asociaciones a que colaboren facilitando la labor, lo que ver con el debido registro de sus afiliados.

Explicó el presidente Hernández que el sector café, por ejemplo, al contar con el registro actualizado de sus socios ha facilitado la labor en gran manera.

“Necesito de los empresarios y los medios, de los productores, para saber qué empresas no están dando los beneficios a los productores”, dijo Hernández para después expresar que “probablemente el productor llegue, pague el 15% y es la empresa que vende la que se queda con el impuesto”,  algo que no se va a permitir.

La primicia para los productores

El titular del Ejecutivo expresó que “para el Estado es una prioridad invertir en el agro, como una forma de garantizar que los alimentos que se consumen en Honduras se produzcan aquí y no se espere que vengan de afuera”.

En ese sentido, manifestó que, si hay productos que vienen  de afuera a buenos precios, se tiene como objetivo establecer un precio mínimo, que permita siempre que el productor nacional cuente con los estímulos necesarios, por ejemplo, préstamos para las diferentes actividades agrícolas.

Puso como ejemplo que en el pasado Banadesa les prestaba a los productores cerca de 10 mil lempiras por manzana y les entregaba los fondos en dos partes y en un período que implicaba pérdida de tiempo para trabajar la tierra de manera eficiente.

Hernández señaló que ya no es suficiente la adjudicación de un préstamo de 10 mil lempiras por manzana y que se deben valorar los procesos de entrega de los fondos para realizarlos en el tiempo que lo necesitan los productores.

Por otro lado, refirió que hay una muy buena producción de leche y de carne, y que hay unos 20 productos financieros entre Banhprovi y Banadesa, especializados para cada una de estas actividades en el agro.

El Gobierno apoyará a los productores con un Programa de Asistencia Técnica, con el que se ha avanzado, porque no se puede seguir concediendo préstamos al agro si se sigue trabajando de la misma manera, añadió.

También se busca la forma de ayudar a los productores con financiamiento especial, o contribuir en parte con los fondos para construir reservorios, lagunas, represas, para que el productor compre su esquema de riego y logre sacar tres cosechas al año, enseñándole también a la gente que se prepare con la comida para el ganado para las temporadas difíciles.

Se avanza con grandes sistemas de riego

En el tema del riego, Hernández explicó que se ha avanzado haciéndole ver al productor que debe trabajar en base a la generación de agua, retención y esquema de riego, “porque no es un tema menor, se debe cambiar una cultura”.

Con ese objetivo ya se tiene en proceso de construcción el sistema de riego del Valle de Jamastrán; en proceso de licitación y adjudicación el Valle de Sulaco, el Valle de Olomán, el Alto Aguán y el de Ceguaca, detalló.

El mandatario agregó que se logró que algunos productores trabajen en la construcción de sus reservorios y “hemos avanzado al punto de lograr que se hayan construido unos 350 reservorios en distintos lugares del país”.

Además de este esquema de los procesos de riego, afirmó que se implementará el Plan Maestro del Manejo de Bosque, Agua y Suelo, para potenciar la producción de agua, reforestar las cuencas, no sólo por el gorgojo, sino por la deforestación.

Asimismo, expuso que se deben “aprovechar las áreas que permitan construir represas para aprovechar la gravedad y favorecer los distintos esquemas de riego”, todo como parte de un proyecto en el que ha colaborado el Gobierno de Israel para echar a andar el Plan Maestro.

Escuela de riego para técnicos

Bajo ese marco de colaboración con Israel, expuso que en el CEDA (Centro de Entrenamiento de Desarrollo Agrícola) de Comayagua se trabaja ya en la estructuración de la Primera Escuela de Riego para Técnicos, que no necesariamente requerirán nivel académico universitario para estudiar, “por cuanto en unos 4 a 5 meses los estudiantes podrán estar listos para hacer un buen trabajo”.

Hernández resaltó que las escuelas agrícolas del país están trabajando en ese proceso de reconversión y la Escuela Agrícola Panamericana de El Zamorano está apoyando con la certificación de los estudiantes y los maestros.

Destacó que de igual manera la Universidad Texas Tech, de Estados Unidos, también ha emprendido una serie de jornadas para asesorar y transferir conocimiento a los productores en todo el país.

Prioridad al producto hondureño

Por otro lado, Hernández expuso que también se apoyará el mercado nacional, porque Honduras le debe dar prioridad a sus productos.

En Honduras unos 80 millones de dólares se utilizan para la importación de productos vegetales que llegan del resto de países de Centroamérica, y aunque exista un diferencial de precios, el Estado buscará subsidiar con programas de financiamiento, exonerar el 15% a insumos y maquinaria agrícola, y ofrecerá asistencia técnica, entre otros aspectos, para mejorar los precios de los productores nacionales.

Refirió que el productor debe guiarse por las buenas prácticas agrícolas, que con un buen esquema de riego, obtendrá una mejor producción, logrando mejores precios para el consumidor e ingresos para el productor.

Una de esas políticas de Gobierno que han funcionado a la perfección es la garantía del precio del frijol, de 1,000 lempiras el quintal, que ayudó al productor a dedicarse de lleno a su labor, sabiendo que iba a obtener ganancia.

“Tenemos que cuidar al consumidor y al productor”, dijo a la vez que explicó que ese mismo esquema debe aplicarse con el productor de leche, garantizando el precio mínimo por litro, para que durante todo el año, sin importar si la producción es alta o baja, el productor cuente con estímulos y el consumidor no sufra el alza en los precios.

“En suma ahora es cuando el Estado de Honduras debe apoyar a sus productores, de tal manera que les garantizamos al pueblo hondureño que no tenemos que estar importando productos de fuera, para que ese capital se quede aquí, para que tengamos más empleo en el agro hondureño, para que volvamos a ser el país número uno en producción de alimentos a nivel de Centroamérica”, manifestó.

Mercados de exportación

El presidente Hernández agregó que debido a lo anterior es que también están abriendo mercados internacionales como Gran Caimán, Haití, Cuba y Jamaica, entre otros países del Caribe.

Asimismo, recordó que ya hay negociaciones con la República de China (Taiwán) para poder colocar productos hondureños en el mercado de carne, mariscos, vegetales congelados, entre otros productos, para poder entrar desde ese país hacia todo el mercado del continente asiático.

El mandatario también solicitó a los dueños de supermercados del país que “prioricen la venta de los productos hondureños, porque si me van a estar trayendo carne de Costa Rica, de Nicaragua, en detrimento de lo que estamos produciendo aquí, me parece que es una falta de consideración al país”, lamentó el presidente.

Contó, además, que él ya se reunió con los empresarios del rubro de los supermercados, a quienes les solicitó que retribuyan en algo los incentivos dados por el Gobierno, con atender prioritariamente a los productores nacionales para que les compren productos frescos para ser vendidos en el mercado nacional.

“Nosotros con Banasupro (Suplidora Nacional de Productos Básicos), estamos colocando góndolas en algunos supermercados con productos básicos hondureños y empaquetados de tal forma que pueda el consumidor encontrar un precio especial, parecido al que ofrece Banasupro, y de esta manera regulamos los precios en el mercado”, acotó.

 

 

Beneficio para los salineros

El presidente Hernández detalló que su Gobierno ha venido trabajando con los salineros en cuanto a montar un sistema de financiamiento especial después de que muchos de ellos se han incorporado a la Federación Nacional de Ganaderos y Agricultores de Honduras (Fenagh).

Resaltó que ayer en el conversatorio del Consejo Consultivo de la Fenagh muchos salineros “hicieron el planteamiento sobre el tema de yodo, y los técnicos que yo llamé para salir de ese lío en que nos han metido por no tramitar como debe de tramitarse estas cosas, llegaron y les dijeron: ‘sí, el yodo y los materiales que ustedes ocupan están exentos del pago del 15 por ciento del ISV”.

“Lo que tenemos que afinar es que el equipo o la asociación de productores pueda también revisar y asegurarse” de que “cada uno de estos elementos esté considerado”, indicó.

Agregó el mandatario que el plástico debería de estar exonerado del 15 por ciento del ISV porque es un insumo básico para la producción de sal, así como el yodo.

Y eventualmente –prosiguió- “estamos queriendo incorporar el flúor en la sal para que de esa manera los niños puedan también beneficiarse con la inclusión del flúor así como es el yodo en la sal”.

Hernández les dijo “a todos los productores: es el momento de que cuando vayan a comprar le digan a quien le vende que ya está exonerado este insumo”.

Una Escuela de Gobierno

El titular del Ejecutivo puso como ejemplo de la falta de conocimiento de algunos técnicos del Gobierno, al poner objeciones para la compra de una llanta para tractor, que “no van a usar el tractor para otra cosa que no sea producir, no es para andarlo en las calles, haciendo escándalo, es para ir a producir al campo”.

Agregó que “nos hemos encontrado también con un grupo de técnicos en el Estado de Honduras que a veces no conocen la realidad del campo y tenemos que enseñarles, porque a veces no es por voluntad de ellos, y otros es porque realmente están allí básicamente como haciendo un trabajo como autómatas, es decir, sin ponerle sentimiento al trabajo tan importante, en este caso, como es levantar el agro hondureño”.

El gobernante aceptó que esos procesos van a llevar también su tiempo, y pidió “que la gente comprenda hacia dónde vamos”.

Anunció que “por eso he decidido montar una Escuela de Gobierno en el país, para que el servidor público, el empleado público, entienda que la razón de ser de su trabajo es la gente en Honduras”.

“Tiene que aprender a atender a la gente como si es una empresa privada su cliente, tratarlo con especial consideración y también velar por sus intereses, aunque  también debe de estar la otra cara de la moneda, empresas que se aprovechan de la exoneración”, añadió.

El presidente Hernández mencionó, por ejemplo, que el año pasado una empresa que se dedica a exportar frutas en el país pidió que le dispensaran el impuesto de alrededor de 400,000 llantas, “y no hay forma que una empresa en Honduras vaya a tener necesidad de comprar de un solo 400,000 llantas, algo raro había allí”.

Expresó que después retiraron la solicitud, “pero tenemos que cuidar esa otra parte, todo debe ser transparente y correcto”.

Iniciando una nueva etapa

El mandatario dijo tener “fe que vamos arrancando, que vamos iniciando una nueva etapa en la producción nacional y para todo el hondureño; ojalá todos lo entiendan, principalmente fuera del campo, de los productores”.

“Honduras debe de tener entre sus prioridades número uno la producción de alimentos aquí en tierra hondureña”, afirmó.

Agregó que “solo así vamos a garantizar la comida del pueblo hondureño y no va a estar sujeta a los vaivenes del mercado internacional o a que otro país nos diga: ‘ahora no les vamos a vender porque tenemos que venderle al mercado propio’¨.

“Tenemos que garantizar nuestra propia comida y para eso el Estado de Honduras tiene que invertir en asistencia técnica, en sistemas de riego, en sistemas de financiamiento, préstamos especiales”, aseguró.

Para concluir, señaló que “todos los países del mundo que han avanzado en agricultura han hecho eso que nosotros estamos haciendo ahora”.

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter