SECTORES COMUNALES Y PRODUCTIVOS CIFRAN ESPERANZAS EN EL PLAN ABS

 

* Representantes de pueblos indígenas manifiestan gran expectativa con el lanzamiento de Plan Maestro.

* “La reforestación es un tema fundamental central y el aprovechamiento de los recursos que todavía tenemos es una necesidad para la zona rural”, considera Servicios Católicos de Ayuda.

 

Tegucigalpa, 4 de mayo.- Representantes de sectores comunales y productivos expresaron sus esperanzas en que la puesta en marcha del Plan Maestro de Agua, Bosque y Suelo (Plan ABS), lanzado por el presidente Juan Orlando Hernández, mejore la situación especialmente en aquellas zonas donde se sienten más fuertes los efectos del cambio climático.

“En este momento el país necesita tomar acciones concretar para mitigar las consecuencias del cambio climático. Creo que es importante que el Gobierno haya tomado la iniciativa porque se fortalece y tiene un sustento real, con el apoyo financiero que pueda lograr con la cooperación internacional”, expresó el encargado del Proyecto Servicio Católico de Ayuda, Miguel Humberto Flores Fiallos.

Flores Fiallos indicó que cada año se reduce no solo el agua potable, sino también para la producción agrícola y muchas veces está contaminada; “la reforestación es un tema fundamental central y el aprovechamiento de los recursos que todavía tenemos es una necesidad para la zona rural”, apuntó.

Para el presidente de la Asociación de Regantes de Distrito del Valle de Comayagua, Edmundo Suazo, la esperanza es que se logre reforestar  y se recuperen las cuencas de los ríos para que haya más agua, y así mejorar la producción agrícola.

“Todo esto es un gran trabajo donde deben involucrarse las municipalidades; es necesario que nos acompañen para repoblar los bosques, ya que hubo mucha destrucción a tal punto que algunas personas cortaron hasta los bosques latifoliados para hacer leña”, señaló.

 

Esperanzas en el Plan ABS

El plan maestro ABS nace de los análisis para fortalecer el manejo de los recursos agua, bosque y suelo en forma  integral, alineando la coordinación de  todas las acciones  interinstitucionales para evitar la duplicidad de los esfuerzos técnicos y económicos.

La iniciativa muestra la ruta para el aprovechamiento y reutilización de las aguas residuales y pluviales, la ampliación de la red de sistemas de agua potable y los sistemas de riego, el drenaje en los principales valles de país, así como el control de la demanda y el uso eficiente del agua.

La representante de los grupos indígenas de Guajiquiro, departamento de La Paz, Gloria López, dijo que “todos tenemos una gran expectativa con el lanzamiento de este proyecto; los que vivimos fuera de la ciudad vivimos de la tierra y todo lo que cosechamos es de los recursos naturales”.

Agregó que ven con buenos ojos esta iniciativa del presidente Hernández y “esperamos que toda la implementación de la hoja de ruta sea llevada a cabo por las comunidades indígenas, que somos las que generalmente cuidamos el bosque, y que se nos tome en cuenta”.

La representante de la Organización Nacional de Indígenas Lencas de Honduras (ONILH), Rosario García, aseguró que el Plan llega en un buen momento, ya que el cambio climático ha traído graves problemas, especialmente con el bosque de pino.

Eso es muy preocupante, “por eso pienso que es importante que este proyecto que está proponiendo el presidente Juan Orlando Hernández llegue a la zona e involucre a los pueblos de tierra dentro”, manifestó García.

La representante lenca expresó que para su pueblo es una expectativa muy importante que está dispuesto a apoyar; “hay buena voluntad siempre y cuando haya diálogo, no vamos a estar en contra de todo lo que es para proteger el bosque”.

Testimonios

Pese a que el plan fue lanzado recientemente, hay avances sustanciales, que se han trabajado anticipadamente, especialmente con los reservorios de agua en algunas comunidades donde les ha cambiado la vida a miles de productores y sus familias.

Así lo han experimentado los productores de Azacualpa,  una zona cercana a la capital, donde se construyeron 33 reservorios de agua, que han permitido la producción de hortalizas durante todo el año.

“Este año, no hemos parado de trabajar ni un tan solo día; las cosechas de agua son un gran beneficio, porque nos ha permitido sembrar hasta en el verano, época del año en el que nos quedábamos sin trabajo por la falta de agua. Ahora todo es diferente”, relató Edgar Fiallos, productor de la Montaña de Azacualpa, Francisco Morazán.

“Con el apoyo que nos ha dado el presidente Hernández hemos logrado aumentar la producción en un 40%; esto nos ha permitido mejorar porque, además de tener alimentos seguros, tenemos más dinero para poder cubrir nuestras necesidades”, añadió.

José Enrique Morán, otro productor de la zona, dijo estar muy agradecido con el presidente Hernández porque es el único Gobierno que les ha ayudado, y les ha cambiado la vida para mejorar.

En similares términos se manifestó su compañero Jorge Arturo Domínguez, quien agregó que, pese a que el Plan se presentó recientemente, ellos ya son beneficiados; “a partir de este año todo ha cambiado para bien con los reservorios de agua, no hemos dejado de sembrar”.

“Lo que nosotros pensamos es que con el lanzamiento del plan maestro, vamos a tener varios beneficios, porque en primer lugar se protege el bosque y este nos produce más agua, y también tendríamos más cuidado con el suelo”, indicó por su parte el también productor Marco Antonio Ortiz.

Los productores del Valle de Comayagua aseguran que con el apoyo de este Gobierno se han construido reservorios de agua en tres distritos para el riego presurizado, que consiste en una técnica moderna, que se caracteriza porque el agua se aplica sobre el terreno en forma de lluvia artificial o en gotas cerca de la base de la planta.

“Eso nos ha llevado a adoptar algunas normas de seguridad en materia de producción porque ahora no quemamos, no utilizamos banda roja como agroquímicos, porque estamos tratando de no utilizar todos esos químicos porque son nocivos”, dijo Suazo.

Datos de interés

1. Para hacerle frente a las consecuencias del cambio climático, durante la Administración Hernández se han construido 100 reservorios de agua para la agricultura y 50 para ganadería.

2. Además, se ha instalado sistemas de agua en 593 hectáreas de tierra en los departamentos de El Paraíso, Choluteca, Valle, Intibucá, Lempira, Francisco Morazán y Olancho.

3. En tanto, 675 productores han sido beneficiados con suministro de agua para riego para 1,626 hectáreas en los distritos de riego en Comayagua, Santa Bárbara, la Paz, Valle, El Paraíso y Francisco Morazán.    

4. A la fecha se han puesto en marcha 11 planes de manejo forestal en 141,060 hectáreas de bosques en Comayagua, Olancho y Yoro, beneficiando a 32 cooperativas.

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter