Ministerio Público, Corte Suprema y Congreso Nacional respaldan comisión  de depuración de la Policía

Tegucigalpa, 12 de abril.- El Ministerio Público, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el Congreso Nacional expresaron hoy su respaldo a la comisión que acompañará el proceso de depuración y reestructuración del Ministerio de Seguridad y la Policía Nacional.

En el acto de presentación de la comisión, por parte del presidente Juan Orlando Hernández, el fiscal general del Estado, Óscar Chinchilla, expresó hoy su satisfacción por el nombramiento de los tres miembros de la Comisión de Reestructuración y Reforma de la Policía Nacional.

“Este día comenzamos a construir y a marcar lo que es el fortalecimiento institucional”, dijo el funcionario, al tiempo que manifestó que el país necesita de políticas públicas en materia de seguridad “que tengan más sustancia que apariencia”.

Añadió, además, que una democracia para subsistir necesita tener salud, educación y justicia, por lo que “hay que fortalecer una institución tan importante en la administración de justicia como lo es la Policía”.

Chinchilla enfatizó en que la voluntad del Gobierno en contribuir con este tema ha quedado evidenciada, ya que se han realizado esfuerzos denodados, intensos y constantes por depurar y tener una Policía fuerte.

Sin embargo, es con este paso de conformar esta comisión que, a juicio del titular del Ministerio Público, se establece un mejor cimiento para lograr el objetivo de la depuración policial.

El fiscal general indicó que los miembros de la comisión no estarán solos en la tarea encomendada, puesto que tendrán el apoyo de, además de todos los poderes del Estado, de los miles de buenos policías que están orgullosos de portar su uniforme y que quieren que su institución sea fuerte, sana, reconocida y respetada por la población.

Asimismo, contarán con el respaldo de millones de hondureños, con lo que se garantiza el logro de las metas trazadas, puntualizó Chinchilla.

Valentía ante retos

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta, resaltó el nombramiento de esta comisión, especialmente ante el clamor popular de cerca de 9 millones de hondureños, para sanear las filas del cuerpo armado policial y crear instituciones sólidas y respetadas por la población.

“Necesitamos instituciones que lleven impresa la transparencia, la integridad, la ética, el compromiso y el amor por Honduras”, subrayó el titular del Poder Judicial.

Argueta resaltó, además, como aspecto altamente positivo, que en esta lucha el pueblo y el Gobierno de Honduras no están solos, puesto que cuentan con el acompañamiento de la comunidad internacional, cuyos representantes asistieron  al acto de presentación de los nuevos comisionados.

“Con solo su presencia aquí la interpretamos como un apoyo irrestricto a las decisiones que desde el Poder Ejecutivo, el Congreso Nacional, el Poder Judicial, el Ministerio Público, se tomen para lograr la depuración policial”, expresó Argueta.

Manifestó además que el país tiene un reto enorme, pero vaticinó que se lograrán los objetivos porque la justicia, la legalidad y la eficiencia, deben salir triunfadores de estos desafíos.

“De parte del Poder Judicial, en lo que constitucionalmente nos corresponda, siempre acompañaremos a la sociedad, al Estado, en todo lo que sea pertinente y nuestra obligación”, agregó el magistrado presidente.

El titular de la CSJ felicitó a los miembros de la comisión “por su valentía, compromiso, entrega y credibilidad”, razones por las que consideró que, pese a los grandes retos, saldrán adelante con la tarea encomendada.

Producto de consensos

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, recordó que esto es una continuación de la lucha por depurar los órganos impartidores de justicia, iniciada cuando el mandatario Hernández presidió el Poder legislativo, en el período anterior.

“Este Congreso, a pesar de ser un Congreso inédito y tener la integración de distintas fuerzas políticas, ha logrado llegar a consensos importantes, prueba de ello es la aprobación de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH)”, dijo el parlamentario presidente.

Igualmente, mencionó el decreto legislativo que establece la depuración, aprobado la semana pasada, y que va a permitir una reestructuración del sistema policial hondureño.

Adelantó, además, que este poder del estado está listo para poner a disposición de la sociedad hondureña, un nuevo Código Penal.

En ese sentido Oliva agradeció a todas las bancadas representadas en el Legislativo, independientemente de su color e ideología política, la oportunidad que han generado para poder construir consensos en favor de leyes que vengan a favorecer al pueblo hondureño, como lo es el decreto de emergencia para la depuración policial.

“Lo que este pueblo hondureño necesita es visualizar en el corto y mediano plazo, que sí podemos tener motivos de sentirnos contentos, que estamos recorriendo la ruta correcta, que esto no es un suceso, que esto es un proceso”, concluyó el presidente del Congreso Nacional.

 


   
FacebookMySpaceTwitter