CANADÁ DONA VEHÍCULOS PARA FORTALECER COMBATE DEL MAL DE CHAGAS Y LEISHMANIASIS

 

 

 

  • “Este es un acto de mucha solidaridad por parte del Gobierno de Canadá hacia nosotros”, dice el presidente Hernández.
  • Los 10 automóviles y 79 motocicletas servirán para el transporte de técnicos que trabajan en la prevención de esas enfermedades.

 

Tegucigalpa, 25 de mayo. El presidente Juan Orlando Hernández y la primera dama, Ana García de Hernández,  participaron este miércoles en la entrega de 79 motos y 10 automóviles donados por la Cooperación Canadiense a 16 regiones sanitarias del país para fortalecer la lucha contra enfermedades como la de Chagas y la leishmaniasis.

Los vehículos serán utilizados para la Unidad de Vigilancia de la Salud de Chagas y Leishmaniasis, de la Secretaría de Salud, y fueron entregados en un acto que se realizó en la Plaza la Democracia de Casa Presidencial.

La donación está valorada en 10 millones de lempiras y este equipo terrestre estará diseminado en las regiones sanitarias de Ocotepeque, Comayagua, Colón, Copán, Lempira, Intibucá, La Paz, Choluteca, Francisco Morazán, Metropolitana del Distrito Central, Valle, El Paraíso, Olancho, Santa Bárbara y en la Unidad de Vigilancia de la Salud de Chagas y Leishmaniasis.

El presidente Hernández resaltó que “este es un acto de mucha solidaridad por parte del Gobierno de Canadá hacia nosotros”.

Añadió que el uso de los vehículos va a tener un impacto fuerte y positivo en la lucha contra estas enfermedades y recordó que “tenemos que seguir trabajando intensamente  en la parte de la prevención, hacer las fumigaciones correctas, atender a nuestra gente”.

Acciones conjuntas

El titular del Ejecutivo señaló que se tiene que trabajar de manera conjunta con programas presidenciales como Vida Mejor y Mejores Familias  para prevenir este tipo de enfermedades.

Además, agregó que su meta con el programa Vida Mejor es que la gente de escasos recursos económicos pueda tener un techo digno.

“Que no se nos quede una tan sola vivienda con piso de tierra, por lo menos con piso de cemento, con su letrina, baño, buen techo, ecofogón y filtro, porque eso, además de ser dignidad para nuestros hermanos más humildes, es salud”, insistió.

Controlar las enfermedades

El gobernante hondureño apuntó que la Secretaría de Salud juega un papel muy importante en este problema del control de enfermedades, “porque ya no solo debemos preocuparnos por el mal de Chagas y la leishmaniasis; ahora igual está el dengue, chikungunya, zika y otros males que aquejan al pueblo hondureño".

"Debemos buscar la manera de controlar todo ese tipo de enfermedades, porque es parte de la construcción de la nueva Honduras que estamos promoviendo en favor de los más necesitados", apuntó Hernández.

Reconoció los avances sustanciales que ha hecho la Secretaría de Salud en lo que va de este año, como la buena atención en las clínicas de emergencia, consulta externa, compra de medicamentos de manera transparente y material quirúrgico.

“Ahora el desafío está en cómo lograr que  la logística nos permita el almacenaje transparente de llevar ese medicamento a la ventanilla y que lo reciba con calidez ese medicamento nuestra gente”, manifestó.

El mandatario insistió en que la prevención y las buenas prácticas en los hogares serán las mejores armas para contrarrestar las enfermedades que aquejan a los hondureños.

 

 

Apoyo de Canadá

La representante de la Cooperación Canadiense, Sandra Charles, aseguró que en Honduras se ha avanzado en el proceso de prevención y control de enfermedades.

“Esperamos que estos vehículos vengan a contribuir en la salud de la población, especialmente en los niños y mujeres”, indicó Charles.

La viceministra de Salud, Sandra Pinel, señaló que la mejor apuesta para estas enfermedades es la prevención.

La Cooperación Canadiense ha contribuido con 16 millones de dólares canadienses, según un acuerdo que se suscribió con el Gobierno el 29 de abril de 2011 y que hoy se materializó con estos vehículos que permitirán a los técnicos de Salud llegar a muchos rincones que son afectados por plagas como la chinche, principal transmisor del mal de Chagas.

Gracias al apoyo del Gobierno de Canadá, este año se incorporará a la Región Departamental de Gracias a Dios y la Región Metropolitana de San Pedro Sula a esta labor.

Metas trazadas

Entre otras metas de las autoridades sanitarias, se busca la eliminación de la forma más frecuente de transmisión vectorial de la enfermedad de Chagas (la chinche Rhodnius prolixus) y la reducción de la infestación en las viviendas por la chinche Triatoma dimidiata al 5% en áreas endémicas de Chagas.

Además, la provisión de tratamientos médicos para el 100% de todos los niños menores de 15 años de edad con la enfermedad de Chagas en las áreas endémicas.

Mantener el 100% de muestreo para la enfermedad de Chagas de todas las donaciones de sangre en los bancos nacionales de sangre y la provisión de tratamiento médico para el 100% de niños menores de cinco años con leishmaniasis.

 

   
FacebookMySpaceTwitter