20,000 FAMILIAS DEL VALLE DE SULA PROTEGIDAS DE INUNDACIONES CON CANAL DE ALIVIO INAUGURADO POR EL PRESIDENTE HERNÁNDEZ

  • Tras años de total abandono, la nueva estructura de control de caudales fue construida a un costo de 44 millones de lempiras, fondos provenientes del Gobierno Central.
  • Con la obra se protege un área de influencia de 10,000 hectáreas donde se albergan 20 mil familias asentadas en 35 comunidades.
  • El mandatario reafirma que se construirá la represa de El Tablón con el fin de convertirla en motor del Valle de Sula.

 

Aldea La Fragua (El Progreso, Yoro), 27 de mayo. El presidente Juan Orlando Hernández inauguró hoy el Proyecto de Protección y Reconstrucción de la Estructura Vertedor en el Canal de Alivio La Fragua, obra que protegerá de las inundaciones a 20 mil familias asentadas en 35 comunidades aledañas a los ríos Ulúa y Chamelecón, y prometió convertir al Valle de Sula en un emporio agrario de la región.

Tras años de total abandono, la nueva estructura de control de caudales tiene un costo de 44 millones de lempiras, fondos provenientes del Gobierno Central. La edificación funciona como un canal de alivio del río Ulúa hacia el margen derecho con descarga en el mar Caribe.

Con la reconstrucción de esta obra se protege un área de influencia de 10,000 hectáreas donde se albergan 20 mil familias asentadas en 35 comunidades.

“Este (el de Sula) es el valle más fértil que tiene Honduras y esta obra es uno de los primeros pasos” para repotenciar su desarrollo, señaló el mandatario, quien fue acompañado por la primera dama, Ana García de Hernández, en los actos de inauguración del canal de alivio en la comunidad de La Fragua, El Progreso (Yoro).

Apuntó que, mediante la plataforma del sector agroindustrial del Programa Nacional de Desarrollo Económico Honduras 20/20, los campesinos de esta región del país podrán explotar la producción de palma aceitera, banano y otros productos.

El mandatario aconsejó a los agricultores dedicados al cultivo de la palma aceitera que diversifiquen su producción con la cría de ganado, y en especial del ovejo, cuya carne en la actualidad posee un gran mercado de consumo en México.

Nuevas oportunidades

El titular del Ejecutivo subrayó que el Valle de Sula seguirá atendido por su Gobierno, por lo que “pronto estaremos hablando con las organizaciones de productores de este sector para que podamos conocer de los problemas, retos y expectativas para que esta  zona se convierta en el emporio agrario del país y de toda la región”.

Para ello, Hernández delegó al excomisionado presidencial para el Valle de Sula y actual ministro de Justicia, Derechos Humanos, Gobernación y Descentralización, Héctor Leonel Ayala, para que impulse el desarrollo en las comunidades agrícolas que convergen en esta región.

“La Comisión del Valle de Sula tendrá como misión, que es la misma de mi Gobierno, de proteger a las 20 mil familias de esta zona”, puntualizó Hernández, al tiempo que informó que las exportaciones del agro hondureño en 2015 se incrementaron en 4.6 %.

El gobernante señaló que el apoyo de su Gobierno ha permitido, en menos de dos años, pasar de ser un país deficitario en la producción de frijol a ser desde 2015 el segundo mayor exportador de ese grano en la región.

Hernández indicó que durante su visita a Japón en 2015 dialogó con empresarios que mostraron interés en lo que se produce en el país, y a raíz de ello ayer llegó el primer contenedor de melón hondureño a esa nación asiática.

Obras complementarias

El presidente Hernández reafirmó que se tiene proyectada la construcción de la represa de El Tablón, con el fin de habilitarla y convertirla en motor para el cultivo y sistemas de riego en el Valle de Sula y en gran parte del país.

El proyecto de la represa El Tablón está ubicado sobre el río Chamelecón, exactamente a 30 kilómetros al suroeste de San Pedro Sula.

De acuerdo a estimaciones del Gobierno, tendrá una inversión de 166 millones de dólares, es decir 3,768 millones de lempiras. El proyecto tiene un componente de generación eléctrica de 20 megavatios.

Agregó que a la par irá la conclusión de cinco obras más de alivio y mejora para la producción en el Valle de Sula.

 


Infraestructura, turismo y agro-negocios

El jefe de Estado puntualizó que para el gran despegue del país, mediante la plataforma de Honduras 20/20, el Gobierno ha destinado 48 mil millones de lempiras para la construcción de los corredores Turístico, Logístico y Agrícola, entre otras obras de infraestructura.

“Esa será la pista de despegue del país; en la producción del campo, con la inversión agresiva en cultivos; el turismo con los ejes carreteros y pistas aéreas en las distintas regiones de Honduras”, manifestó, al tiempo que aseveró que en poco tiempo el país se convertirá en el número uno en servicios de producción en el campo, negocios y turismo.

Apoyo a El Progreso

El mandatario ratificó su compromiso con el alcalde de El Progreso, Alexander López, “a pesar de que somos de distinto partido político; después de las elecciones nos ponemos la camiseta de Honduras”.

Hernández apuntó que López (liberal) cuenta con su respaldo, pues ejecuta obras de desarrollo agrícola y comunitario en el Valle de Sula.

“Voy a estar para apoyarles siempre como un amigo porque soy su presidente. Somos de los mismos, productores del campo. No se confundan, estoy para trabajar de la mano” con todos los sectores, concluyó el presidente de la República.

Las bondades del proyecto

En la zona del Canal de Alivio La Fragua se generan 7,000 empleos, en sectores como la construcción y la agricultura, en especial en la producción de palma africana, banano y ganadería, entre otros.

Uno de los beneficios más tangibles es la protección vial en los municipios de El Progreso, Tela y Puerto Cortés, donde circulan centenares de vehículos al día que transportan la producción agro- industrial de esas regiones.

Mediante el vertedor se transporta el caudal derivado de 234 metros cúbicos por segundo, lo cual representa el 30 por ciento del caudal por el río Ulúa que asciende a 800 metros cúbicos por segundo en ese sector.

Esta estructura fue construida el siglo pasado por la empresa Tela Railroad Company y desde que finalizó su contrato de concesión de 100 años pasó a ser responsabilidad y dominio del Gobierno Central.

En 2012, toda la edificación colapsó y la Comisión de Control de Inundaciones del Valle de Sula rediseñó y construyó la nueva estructura en tres etapas, hoy concluidas.

Con la remodelación y protección de la obra se tendrá una vida útil de 50 años para proteger la vida humana, sus bienes y cultivos en esta región de vocación agrícola del país.

Entre las 35 comunidades beneficiadas están: La Fragua, Mocula, Birichiche, Palomas, Veracruz, Esfuerzos de Jesús, La 45 ½, La Dora, Toloa Creek, Toloa Empalme, Melcher, Meroa 8 y Meroa Río.

Asimismo, se favorecen El Tigre, La Leona, Triunfo de Esquipulas, Crike Martínez, Guayabales 1 y Guayabales 2, entre otras

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter