DIRECTOR GENERAL DE LA OIT:

“OJALÁ QUE OTROS PAÍSES DE LA REGIÓN SIGAN EL EJEMPLO DE HONDURAS”

                  

                                                                                            

  • Honduras toma liderazgo regional con ratificación del convenio de la OIT sobre trabajo marítimo.
  • Este instrumento beneficiará a más de 15,000 hondureños que trabajan en embarcaciones internacionales.

 

Ginebra, Suiza, 7 de junio. El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, aplaudió hoy el liderazgo de Honduras en la región latinoamericana al ratificar este martes el convenio sobre el trabajo marítimo, que beneficiará a más de 15,000 hondureños que laboran en este sector.

Ryder, quien asumió el 1 de octubre 2012 la dirección de esta organización especializada de las Naciones Unidas, que se ocupa de los asuntos relativos al trabajo y las relaciones laborales, destacó la importancia que tiene para el país adoptar un convenio al que calificó como el código internacional de trabajo para el sector marítimo.

El secretario de Trabajo y Seguridad Social, Carlos Madero, depositó, en representación del Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, la ratificación del convenio que fue aprobado en 2006 y que cubre los aspectos de trabajo en el mar.

Honduras es el país número 79 países en el mundo en ratificar este convenio y el noveno en la región.

“Solamente nueve países en las Américas lo han ratificado, así que nosotros pensamos que hoy Honduras ha dado un ejemplo, y ojalá que otros países marítimos de la región sigan el ejemplo que Honduras ha dado”, afirmó Ryder al destacar que el país asume de esa forma “un papel de liderazgo en la región”.

El director general de la OIT agregó que “sabemos que más de 15,000 hondureños se ganan la vida en el sector marítimo y con la ratificación de esta ley los trabajadores ya tienen la cobertura de esa ley internacional para el sector”.

Por su parte, el titular de Trabajo destacó que Honduras ha venido trabajando en la posibilidad de tener un convenio de trabajo marítimo desde que el presidente Hernández empezó su gestión.

“Este convenio es importantísimo para los trabajadores del mar; primero, porque beneficia a unos 15,500 trabajadores hondureños que están en embarcaciones a nivel mundial, donde se certifica que Honduras es parte de este convenio y no tendrán problema de repatriación”, explicó.

Con la ratificación se proyecta que el número de hondureños que trabajan en el mar se duplique en los próximos dos años, para lo cual Marina Mercante sigue capacitando a personal para este fin. 

Madero recordó que este sector es el tercero en demanda laboral, después de los vendedores y dependientes y antes de los agentes de call center, y que su salario depende de la bandera que tenga la embarcación en la que está empleado.

Cooperación Honduras y OIT

En el diálogo entre Ryder y Madero también se destacó la cooperación entre Honduras y la OIT, ante la cual el director del organismo dijo que “llevamos algún tiempo trabajando juntos sobre distintos temas como política de empleo, inspección de trabajo, y Honduras acaba de tomar unos pasos muy importantes para consolidar y reforzar su política de trabajo”.

Ryder detalló que otros temas tratados fueron la seguridad social, la seguridad de los pueblos indígenas y la consulta previa a las comunidades indígenas en caso de proyectos de infraestructura que puedan afectar les.

“Hemos podido tratar una serie de actividades entre la OIT y  Honduras que nosotros pensamos serán muy importante para la generación de trabajo decente en el país”, señaló.

El ministro Madero fue acompañado por la vicecanciller María Andrea Matamoros, quien destacó la importancia del trabajo decente en Honduras para frenar el proceso de migración.

Al respecto, el presidente de la OIT dijo que “nosotros creemos que la emigración puede ser una cosa positiva, es una cosa positiva en la economía internacional, pero no tiene que ser una obligación”, dijo al agregar que lo importante es ofrecer a hondureñas y hondureñas oportunidad de un trabajo decente en su país.

“Es importante que existan leyes de trabajo, pero también es importante que exista la forma de asegurar la aplicación de estas leyes. Nosotros estamos trabajando en eso”, concluyó.

 

   
FacebookMySpaceTwitter