248 FAMILIAS DISFRUTAN DE CASA PROPIA EN PROYECTO INAUGURADO POR EL PRESIDENTE HERNÁNDEZ

El proyecto fue financiado por el Gobierno de Honduras, la fundación Tzu-Chi de China Taiwán y la Alcaldía Municipal de Choluteca.

 

Choluteca, 24 de junio.  El presidente Juan Orlando Hernández participó hoy en la inauguración de 248 casas en la Villa Gran Amor, en la ciudad de Choluteca, proyecto que beneficia a igual número de familias de escasos recursos económicos que no contaban con una vivienda digna.

El proyecto fue financiado por el Gobierno de la República, la fundación Tzu-Chi de China Taiwán y la Alcaldía Municipal de Choluteca, que donó el terreno de 11 manzanas donde fueron construidas las unidades habitacionales.

Asimismo, el Gobierno del Presidente Hernández otorgará en los próximos días un total de 248 ecofogones y filtros de agua para mejorar la calidad de vida de los pobladores de la Villa Gran Amor.

El presidente Hernández aplaudió el trabajo y aporte de la fundación Tzu-Chi y reconoció que “este es un acto de gran solidaridad” de esa organización.

“En nombre del pueblo hondureño, y de todo corazón, muchas gracias por ese gran corazón que ustedes tienen”, dijo el presidente Hernández, quien agregó que “los estados están para atender con prioridad para el que más lo necesita”.

 

Justicia social

El titular del Ejecutivo recordó que por este tipo de obras se creó el programa presidencial Vida Mejor, que tiene como objetivo atender a las personas de escasos recursos económicos.

“Atender a los que más lo necesitan es hacer prevalecer aquel principio cristiano de dignidad humana; nadie debe vivir en el mundo con menos recursos que los que debe poseer un ser humano para vivir con dignidad”, explicó.

Añadió que "hay miles de familias que por décadas en Honduras han vivido en un piso de tierra y eso no es digno; por eso yo no voy a descansar hasta que el último de mis hermanos hondureños viva en un piso de cemento como tiene que ser”.

El presidente Hernández aseguró que no retrocederá en fortalecer estas obras sociales y que seguirá impulsando estos programas presidenciales para ayudar al más necesitado.

“Mientras yo esté sirviéndole al país en esta posición voy a seguir masificando la Bolsa Solidaria, porque es un plato de comida para el que más lo necesita, aunque me digan populista, no tengo problemas con eso”, afirmó Hernández.

El gobernante hondureño expresó que “Vida Mejor representa hoy el inicio del más grande programa social en la historia de este país”

Generación de empleos

El costo aproximado de cada vivienda es de 300,000 lempiras y las mismas fueron edificadas por los propios beneficiarios, generándose unos 500 empleos entre directos e indirectos, en el tiempo que duró la construcción de las casas.

Cada inmueble es considerado como una unidad habitacional básica, construida de bloque de seis pulgadas, con 10 metros de longitud en su parte frontal, por siete metros de fondo, totalizando un área de 72 metros cuadrados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La fundación Tzu-Chi es una Organización No Gubernamental sin fines de lucro que tiene su sede en los Estados Unidos y ha distribuido asistencia humanitaria a familias necesitadas en unos 70 países alrededor del mundo.

A los beneficiarios también se les donaron mosquiteros para protegerse de los insectos, en especial del zancudo transmisor del dengue, zika y chikunguña, así como raciones de arroz que servirán como parte de su alimentación durante un significativo período.

Casas de cartón

Doña Eva Cruz, de 43 años y madre de tres hijos, es una de las beneficiarias de la entrega de viviendas, y expresó que “mi vida ha cambiado, esta colonia era marginada, aquí eran casas de cartón”.

“Estamos agradecidos con el alcalde (de Choluteca, Quintín) Soriano, con la fundación y con el presidente Hernández”, agregó.

“Es un buen presidente y se ha proyectado. Yo era una de las personas incrédulas que no creía y pensaba que solo eran promesas y promesas. Ahora les digo que crean, porque todo es posible”, contó Cruz.

Por su parte, don Wilfredo Álvarez, de 48 años y padre de seis hijos, expresó que “durante mis años nunca había visto un presidente tan comprometido, ha estado ayudando a la gente de escasos recursos”.

“Antes vivíamos en casas de plástico y de tierra, y ahora es diferente y nos sentimos felices por nuestra casita”, dijo Cruz.

El presidente Hernández manifestó a los "amigos del Sur: la hora del Sur llegó, ya van a empezar a ver la gran cantidad de maquinaria y obreros trabajando en la carretera para Tegucigalpa y ya lo están viendo aquí con el bulevar" de Choluteca.

Al gobernante hondureño lo acompañaron el embajador de la República de China Taiwán, Joseph Kuo; el representante de la fundación Tzu-Chi, Jorge Chai Chag, y el alcalde de Choluteca, Quintín Soriano, entre otros.

   
FacebookMySpaceTwitter