PRESIDENTE HERNÁNDEZ EXPONE A LEGISLADORES DE EEUU LOS AVANCES DEL PLAN ALIANZA

 


  • “Una Honduras y una Centroamérica próspera, con oportunidades en paz, es una gran inversión para Estados Unidos”, afirma el gobernante.
  • Avala iniciativa orientada a mejorar y dejar permanente la ayuda de EEUU al Plan Alianza.
  • El mandatario también resalta ante congresistas y senadores los avances de Honduras en seguridad, economía, empleo y derechos humanos.

 

Washington, 12 de julio. El presidente Juan Orlando Hernández dialogó este martes con senadores y congresistas estadounidenses sobre los avances del Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica (PAPTN), integrado por Honduras, Guatemala y El Salvador.

Asimismo, en las conversaciones se destacaron temas de seguridad, economía, generación de empleo y derechos humanos en Honduras.

El objetivo de la visita del mandatario hondureño a la capital estadounidense consistió en profundizar sobre los recursos aprobados, por 750 millones de dólares, para el Plan Alianza para la Prosperidad.

Estados Unidos aprobó en diciembre pasado 750 millones de dólares para los países del Triángulo Norte y Nicaragua. De estos fondos, se asignan a Honduras 93 millones de dólares (unos 2,000 millones de lempiras), siendo el país más beneficiado en términos per cápita.

Honduras también puede acceder a un fondo (parte de los 750 millones de dólares) de más de 180 millones de dólares para iniciativas de prosperidad y gobernabilidad en la región.

Dentro del Plan Alianza hay fondos específicos para seguridad regional, cumplimiento de la ley y del Estado de Derecho, por el orden de 200 millones de dólares.

El presidente Hernández resaltó que “estamos optimistas en cuanto al avance que Honduras ha tenido en relación a los objetivos de la Alianza para la Prosperidad”.

El gobernante hondureño agregó “que hemos reiterado nuestro compromiso aquí en Washington que de parte del Estado hondureño tenemos ya presupuestados 950 millones de dólares en los objetivos para el Plan Alianza para la Prosperidad”.

Adelantó que “ahora esperamos ver cómo vamos a caminar juntos con las inversiones de Estados Unidos, siempre alineados con los objetivos de la Alianza para la Prosperidad” del Triángulo Norte.

El apoyo de Estados Unidos para el plan Alianza para la Prosperidad es parte de una estrategia para mitigar la violencia a la par de evitar la migración irregular de personas de estos países centroamericanos.

Los recursos se destinarán para la generación de empleo, mejora del aparato productivo y creación de oportunidades de desarrollo en los países del Triángulo Norte.

Proyecto de ley

En ese sentido, el gobernante hondureño avaló la iniciativa del proyecto de ley orientado a mejorar el Plan Alianza para la Prosperidad, el cual fue presentado ante el Congreso de Estados Unidos por el líder demócrata del Senado, Harry Reid.

Con el proyecto de ley, el senador Reid busca que el Congreso de Estados Unidos deje permanente en el presupuesto de su país una suma anual de un poco más de 1,000 millones de dólares para los objetivos de la Alianza para la Prosperidad.

Esa iniciativa “me parece muy bien; estamos buscando la manera de que ese sea un documento que también reciba respaldo de ambas Cámaras para que se convierta en una ley y que no solamente esté en un presupuesto”, expresó el presidente Hernández.

“Estamos viendo que para 2017 tanto la Cámara de Representantes, que antes no pedía mayor apoyo hacia la Alianza hace unos años, ahora lo está haciendo de manera significativa”, indicó el mandatario hondureño.

Importantes reuniones

El presidente Hernández se reunió en el Capitolio con los miembros de la Bancada Centroamericana de la Cámara de Representantes, y con el congresista y  presidente del Subcomité del Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, Jeff Duncan.

Asimismo, el mandatario hondureño se reunió con el senador y vicepresidente del Comité de Seguridad Interna y Asuntos Gubernamentales del Senado, Thomas Carper.  

Además, mantuvo un encuentro con los miembros del Comité de Asignaciones Presupuestarias de la Cámara de Representantes.

En el conversatorio participaron la congresista y presidenta del Subcomité del Estado, Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados, Kay Granger; la congresista y vicepresidenta del Subcomité del Estado, Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados, Nita Lowey.

Asimismo, Hernández dialogó con los  miembros del Comité de Relaciones Exteriores, Asignaciones Presupuestarias y Pequeños Negocios de la Cámara de Representantes.

La agenda del presidente Hernández incluyó una reunión con el congresista y vicepresidente del Subcomité de Reforma a la Normativa, Comercio y Ley Anti-monopolio del Comité Judicial, Hank Johnson.

Senador Carper, un amigo de Honduras

El presidente Hernández destacó como productiva la reunión que tuvo con el senador  Thomas Carper.

“Estoy viendo mucho interés y él es un gran amigo de Honduras y me expresó que vamos por buen camino”, contó.

El gobernante destacó que hablar francamente con los senadores y congresistas “permite y entiendan de que una Honduras y una Centroamérica próspera, con oportunidades en paz, es una gran inversión para Estados Unidos y para Honduras”.

Además de dialogar con senadores y congresistas, el presidente Hernández se reunió con el subsecretario de Asuntos Políticos del Departamento de Estado de los EEUU, Thomas Shannon, y  con la  secretaria adjunta para el Hemisferio Occidental, Mari Carmen Aponte.

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter