Revela Coordinador General de Gobierno

Contención de masa salarial significa un ahorro de L,4,477.0 millones de lempiras anuales


 

De no haber contenido el gasto en la planilla laboral del Poder Ejecutivo, los hondureños hubieran soportado una gran carga financiera para sostener a la burocracia nacional.

Al finalizar la Administración del Presidente Micheletti, la masa salarial era de 10.1% del Producto Interno Bruto. En el último año del Presidente Lobo la relación del PIB con la masa salarial bajó a 9.4%.  En la Administración Hernández se logró reducir el gasto salarial a  9,1% en 2014, 8.7% en 2015 y se proyecta cerrar 2016 con un 8.4%. 

Estos son ahorros muy considerables para los contribuyentes hondureños durante los dos gobiernos nacionalistas, declaró este día el Coordinador General de Gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro.

El funcionario expresó lo anterior luego de una audiencia pública en el Salón Ramón Rosa del Palacio Legislativo, la cual fue presidida por el Diputado que encabeza la Comisión de Presupuesto del Congreso Nacional, Francisco Rivera, la presencia del Vicepresidente Antonio Rivera y de los miembros integrantes de la misma.

Durante la audiencia pública, la Secretaría de Coordinación General de Gobierno, brindó su informe sobre la ejecución presupuestaria durante el período fiscal 2016, en la cual se destacaron las actividades de coordinación, planificación, presupuesto e inversión pública, gestión por resultados, transparencia y modernización de Estado, que corresponden a dicha institución.

 

Sobre la audiencia ante la Comisión de Presupuesto, a la que compareció en compañía de un nutrido equipo técnico de respaldo, el ministro puntualizó que durante la misma tuvo la oportunidad de informar de manera sintetizada sobre las distintas actividades desarrolladas en el transcurso del presente.

Añadió que durante esa ejecución se han experimentado avances significativos, sobre todo en el fortalecimiento del sistema de planificación del país, lo mismo que en el sistema de gestión por resultados de manera que ahora se sabe con mayor precisión, qué es lo que hace cada una de las instituciones del Poder Ejecutivo y cómo lo está haciendo.

Además se puede hablar de avances notables en el proceso de modernización de la administración pública y de la transparencia, que es una política de gran relevancia para el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, dijo.

Sobre la reducción de la masa salarial de la administración pública, Hernández Alcerro, puntualizó que en ésta Administración se ha organizado un sistema de registro de los empleados públicos conocido como “SIREP”, que ha permitido saber cuántos empleados y funcionarios trabajan para el Poder Ejecutivo, dónde están, que hacen, qué competencias tienen.

Además “la limpieza de la nómina del Poder Ejecutivo, ya no permite paracaidistas ni fantasmas. Los que no existían y estaban en las nóminas, ahora no cobran sueldo”.

 Sólo entre el último año de la Administración Lobo y el tercer año de la Administración Hernández, se ha disminuido el gasto salarial en un punto porcentual del Producto Interno Bruto. Ello equivale hoy a L. 4,477.0 millones de lempiras por año. El gobierno ha llegado a hacer estos significativos ahorros tanto por la creación del SIREP como por la reestructuración de distintas instituciones estatales.

 Indicó que cuando se inició el gobierno, el propósito era efectuar una transformación importante en al menos 14 instituciones del Poder Ejecutivo y que prácticamente se ha terminado ese proceso en 12 de ellas y quedan pendientes dos. Actualmente hay procesos en curso en el INA y el SANAA.

Hernández Alcerro detalló que en diciembre de 2014 se registraron 202,785 empleados. Hoy hay 192,469 empleados públicos. 

Gracias al ahorro generado con la eliminación de plazas innecesarias y la reducción de personal en instituciones que fueron reformadas, se han podido realizar nuevas contrataciones, principalmente en educación, salud, seguridad y defensa, sin afectar negativamente la tendencia general de la reducción de la carga salarial en relación al PIB.

 

Puntualizó que no sólo se trata de una limpieza de personal, el concepto es de una reforma institucional general que haga un uso más eficiente del recurso humano al servicio de la ciudadanía.

“La gente que no se necesita en el gobierno debe dar paso al nombramiento de personas que sí son necesarias en otras instituciones. Además los ahorros en personal han sido reinvertidos en programas y proyectos de beneficio para la población más vulnerable”. Es por esa misma razón que las cifras de personal han fluctuado desde el inicio del gobierno a la fecha.

El funcionario señaló que las reestructuraciones han incluido al IHNFA, HONDUTEL, ENP, ENEE, INSEP, Dirección de Migración, Dirección de Transporte, IP, Aeronáutica Civil, SENASA, IHSS, y la Policía Nacional. En este último caso, el ministro indicó que hay un plan de fortalecimiento de la Policía Nacional de cinco años. “Los hondureños tenemos hoy la mitad de los policías que deberíamos tener por cada 100,000 habitantes.

Actualmente andamos en alrededor de 150 y deberíamos estar en 300. Esos números no los podemos alcanzar de una sola vez. Por ello el esfuerzo se ha iniciado en ésta Administración y el proceso culminará en el próximo gobierno. De allí en adelante, la Policía deberá crecer al ritmo de la población”, apuntó el funcionario.   

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter