26/02/18

 

 

SABOTAJES DRENAN ECONOMÍA NACIONAL

ENEE DEBERÁ INVERTIR CERCA DE L 21 MILLONES DE LEMPIRAS EN REPARACIÓN DE LA RED DE TRANSMISIÓN ELÉCTRICA DE HONDURAS

En tan solo  3 meses 9 estructuras han sido derribadas por mano criminal

 

 En un período de 3 meses la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), ha sido objeto de 9 incidentes de sabotaje contra la Red Eléctrica Nacional dejando como saldo estructuras destruidas, líneas de transmisión eléctrica derribadas y departamentos completos temporalmente sin fluido eléctrico, los que gracias al trabajo permanente y decidido del equipo técnico de la estatal no sufren en un mayor grado el impacto que dichos acontecimientos delictivos provocan.

Del 21 de noviembre de 2017 al 23 de febrero de 2018, fueron saboteadas cuatro torres metálicas y cinco estructuras H de madera propiedad de la ENEE, hechos que además de provocar la pérdida por suspensión en venta de energía, golpearon colateralmente la economía general del país al dejar sin fluido eléctrico a decenas de empresas, comercios e industrias que recurrieron a plantas generadoras a base de diesel para no parar su producción, mientras que otras se vieron obligadas a detener su producción al verse sin energía y no contar con un medio alternativo.

Los daños a las estructuras propiedad del Estado se registraron en la zona central, norte y occidente del país dejándole a la ENEE como saldo una derogación cerca a los 21 millones de lempiras, para volver a tener las estructuras permanentes ya que se han levantado algunas de forma provisional.

 

ATENTADOS EN ORIENTE


Departamento de Olancho el más afectado

El primer evento se presentó el martes 21 de noviembre de 2017, cuando desconocidos incendiaron una estructura H de madera denominada No. 156, de 69,000 Voltios, de la línea de transmisión L-442 entre Guaimaca y Juticalpa.

Se realizó una reparación provisional para restablecer el suministro eléctrico a todo el departamento de Olancho.  El costo estimado de reparación provisional ascendió a $2,500.00; en tanto el costo estimado de reparación definitiva se contabiliza en unos $18,000.00.

El segundo hecho aconteció el viernes 22 de diciembre de 2017, cuando malvivientes incendiaron llantas en la parte inferior de los postes de madera de otra estructura H No. 39, de la línea de transmisión de 69,000 Voltios, L-442 también de Guaimaca, Juticalpa, afectando nuevamente a toda la población olanchana.

En dicha ocasión fue necesario reemplazar toda la estructura afectada para restablecer el suministro eléctrico a todo el departamento de Olancho. Costo estimado de la reparación definitiva efectuada  se contabilizo en $20,000.00.

En los primeros días de enero se reportó otro atentado siempre en la misma línea de alta tensión, en esta ocasión se le había metido fuego alrededor de las bases de las estructuras de madera de la línea de transmisión de 69,000 Voltios, L-442 de Guaimaca, Juticalpa, que entre la estructura No. 39 y la No. 80, personas desconocidas habían puesto madera apilada en las bases de los postes, lista para ser incendiada, el personal que identifico la acción, retiro el material y evito se pudiese fraguar el delito.

El tercer evento se presentó el martes 24 de enero de 2018, cuando desconocidos cortaron e incendiaron los postes de madera de la estructura No. 58 de la línea de transmisión de 69,000 Voltios, L442, siempre de Guaimaca hacia Juticalpa, a inmediaciones de la comunidad de Los Chorritos cerca de Campamento, Olancho.

En dicha ocasión fue necesario reemplazar toda la estructura afectada para restablecer el suministro eléctrico a todo el departamento de Olancho. El costo estimado de la reparación definitiva efectuada se registro en  $20,000.00.

El cuarto evento consumado se presentó en menos de 24 horas, el miércoles 25 de enero de 2018, cuando criminales incendiaron los postes de madera de la estructura H No. 152, de la línea de transmisión de 69,000 Voltios, L442 también de Guaimaca hacia Juticalpa, en la comunidad del Junquillo, cerca del Valle de

Lepaguare, Olancho se convirtió en el departamento más afectado por sus mismos paisanos que solo buscan sembrar el caos en dicho departamento.

 Fue necesario reemplazar toda la estructura afectada para restablecer el suministro eléctrico a todo el departamento de Olancho. La reparación definitiva ascendió a un costo aproximados de $20,000.00.

ATENTADO EN EL CENTRO

El quinto evento se presentó el viernes 26 del mes de enero de 2018, cuando personas desconocidas desenroscaron los pernos de la base de la torre metálica que forma la estructura No. 203, que soporta las líneas de transmisión de 138,000 voltios, L-550  de Cañaveral , Siguatepeque y L-551 de Piedras Azules , Comayagua, responsable del suministro eléctrico a la Cementera Argos, un cliente estrella de la estatal eléctrica por lo que consume y paga de energía,  ubicada en Palo Pintado, Comayagua. El Costo estimado en reparación provisional ascendió a $40,000.00, mientras que el costo estimado reparación definitiva a efectuar es de $160,000.00.

 

ATENTADOS EN EL NORTE Y OCCIDENTE 

El primer evento en esta zona se registró el domingo 17 de diciembre 2017, donde fue provocada la caída de una torre de alta tensión por corte y desenroscado de pernos de anclaje en la estructura No. 120 de la línea de transmisión de 230,000 Voltios, L-604  de El Cajón .

Su costo estimado en reparación provisional fue de $18,000.00; en cuanto a la inversión de reparación definitiva a efectuar  suma $140,000.00.

El viernes 22 de diciembre de 2017, durante inspección a las torres que forman las estructuras de las líneas de transmisión de la zona del Valle de Sula, se encontraron pernos flojos y faltantes en la base de la estructura No. 125, de línea de transmisión de 230,000 Voltios, L-604  de El Cajón. El Costo estimado de reparaciones a ejecutarse es de $2,000.00.

Se registró otro evento ocurrido el domingo 21 enero de 2018, fue provocada la caída de torre por corte de pernos y partes metálicas de las piezas que forman el anclaje de la estructura No. 120, de la línea de transmisión de 138,000 Voltios, L-503 de Río Lindo hacia El Progreso. La inversión estimada de reparación provisional es $18,000.00  y la reparación definitiva asciende a  $110,000.00.

Así mismo se encontró que personas desconocidas habían colocado y quemado llantas alrededor de una de las patas de anclaje de la torre metálica que forma la estructura No. 121 de la línea de transmisión de 138,000 Voltios, L-503 de Río Lindo hacia El Progreso. Costo estimado en reparación definitiva a efectuarse es de $10,000.00.

Así mismo el  sábado 27 de enero de 2018, desconocidos cortaron los cables de retenida de los postes de madera de la estructura No. 141 de la línea de transmisión de 69,000 Voltios, L-430  del Níspero Santa Bárbara  hacia Las Flores Lempira , cerca del desvío de Lepaera, en dicha ocasión fue necesario reemplazar toda la estructura afectada para restablecer el suministro eléctrico a toda la zona de occidente del país. Costo estimado en reparación definitiva efectuada $10,000.00.

El tercero y más reciente evento ocurrió a las 12:15 de la madrugada del martes 21 de febrero de 2018, cuando personas desconocidas, en el sector de la colonia Santa Marta, San Pedro Sula, cortaron con acetileno dos de las patas de la torre No. 44, provocando la caída de esta estructura que soporta las líneas de transmisión L-526 y L-527 de doble enlace o doble terna de 138,000 Voltios, ENERSA – San Pedro Sula Sur.

 Actualmente se trabaja en una solución provisional que permita habilitar este doble enlace de transmisión.  El costo estimado en reparación provisional es de $18,000.00, mientras que el costo estimado reparación definitiva a efectuarse es de unos $140,000.00.

 

DENUNCIA HOY

Autoridades de La ENEE hacen un llamado a la población para que denuncien al 911 todo acto vandálico en contra de estructuras propiedad del Estado, propiedad de todos los hondureños. Asimismo, la ENEE ya interpuso las denuncias de cada caso en los órganos competentes para que se investigue a los hechores y poner un alto a este tipo de atentados.

 

24 HORAS A SU SERVICIO

Los atentados criminales contra la red eléctrica nacional han provocado que técnicos de la ENEE trabajen en algunos casos hasta 40 horas continuas, a fin de energizar en el menor tiempo posible las zonas afectadas en el menor tiempo posible.

 

 

 

 

 

   
FacebookMySpaceTwitter